Especialista USM analiza incremento en los tickets aéreos por alzas en el petróleo

POR

4 de marzo, 2011
POR ,

Diego Soto, de la Academia de Ciencias Aeronáuticas nos entrega la siguiente información:

Una mejor planificación de las rutas de vuelo, la modernización de las flotas y el trabajo de investigación para obtener otros tipos de fuentes de energía son algunas medidas en las que el mercado aeronáutico mundial trabaja en la actualidad para mitigar este inconveniente.

El problema de las fuertes variaciones en el precio del petróleo no es una novedad. Crisis políticas como las acontecidas en Libia, sumada a la creciente demanda por el hidrocarburo, hacen que la industria aeronáutica cada año dedique tiempo y dinero en estudios de soluciones que tarde o temprano evitarán alzas tarifarias como las anunciadas recientemente por las aerolíneas comerciales, hecho que sin duda traerá consecuencias a los alicaídos bolsillos de los usuarios frecuentes de este medio de transporte. Al respecto el especialista de la Academia de Ciencias Aeronáuticas (ACA) de la Universidad Técnica Federico Santa María (USM), Rodrigo Suárez aclara las dudas y explica la actual dependencia de la industria por esta fuente de energía.

Este tipo de combustible es la principal fuente de energía que posee hoy en día una aeronave para alimentar el funcionamiento de sus motores y sistemas. El ideal sería tener aeronaves que consumieran el mínimo de combustible, lo que permitiría gastar menos en él y además poder llevar más carga útil a mayores distancias. De hecho, las aeronaves suelen llevar, al despegue, sólo el combustible necesario para el vuelo programado, más un excedente para casos excepcionales”, comentó Rodrigo Suárez.

Tras el anuncio de las aerolíneas comerciales referente a un incremento en sus tarifas, el especialista de la ACA aclara algunas medidas utilizadas por la industria aeronáutica actualmente para mitigar, de cierta manera, el consumo de combustible: “Las medidas concretas más utilizadas durante la operación en tierra son: encender el/los motores sólo en último momento antes del taxeo (Movimiento en tierra) hacia la pista; efectuar el taxeo aprovechando al máximo la inercia del avión, con virajes que requieran el mínimo uso de los frenos, taxear con sólo un motor encendido, aprovechar al máximo las facilidades de remolque, cortar motor lo antes posible al aterrizar, buscar que el recorrido entre el terminal y la pista sea el más directo posible, etcétera”.

Por otra parte, durante la operación en vuelo se busca ascender pronto hasta las altitudes de mayor eficiencia de los motores (al punto que en algunos tramos la mitad del viaje es en ascenso y la otra mitad en descenso.), utilizar las rutas más cortas, con menos virajes, aprovechar las condiciones del viento en altura si es posible y utilizar al máximo las condiciones de “planeo” de la aeronave, es decir, ojalá mantener una razón de descenso perfecta hacia la pista, en el sentido de no tener que mantener los motores a mucha potencia y, por otro lado, no tener que recuperar altura o velocidad por haberlas perdido durante el descenso” agregó el especialista.

Tras esta explicación queda en el aire la pregunta que el común de los usuarios de este medio de transporte se hace, ¿Cuál es el real impacto de estas alzas?, al respecto Rodrigo Suárez explica que “el impacto en los costos será proporcional al gasto. Es decir, proporcional al consumo de cada aeronave en cada ruta, lo que debiera traducirse casi de inmediato en un alza de tarifas, traspasando el incremento al consumidor”.

Esto se explica, en parte, porque el costo de los servicios de transporte aéreo es alto en general y las compañías suelen jugar con los precios en zonas cercanas al mínimo de utilidades debido a la creciente competencia en el mercado, por lo que no manejan márgenes que permitan sostener los precios ante un alza del combustible. De hecho, el precio del combustible es el factor variable de incidencia más directa en la operación de una aeronave”, sentenció el especialista.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.
  • claudio caceres godoy hace 8 años

    Estoy totalmente de acuerdo con la apreciación de Diego, excepto en el último parrafo referente al minimo de utilidades, toda vez que en la última gran alza del precio del combustible hace unos años, mas menos U$ 150 el barril, las compañias aéreas implementaron el ” impuesto al combustible ” que debemos pagar todos los usuario, pero cuando el valor del petroleo descendio a niveles normales U$ 50-60 por barril, el impuesto quedo por siempre y las compañias se han llenado los bolsillos con este item, ni pensar que ahora no van a subir de nuevo el precio del ticket

    saludos.

    Responder |