LASA 60 en Chile. ¡Yo lo conocí!

4407
vistas
Jueves 27 octubre 2011 , 08:00
Publicado por

Por Germán Adolfo Lüer

Antes de entrar en detalles de nuestro LASA 60 y como una manera de mostrar sucintamente su gestación o génesis, se podría decir que fue un proyecto bastante atípico -no siendo el primero- emprendido por la Lockheed-Georgia Company, una empresa independiente de la otrora Lockheed Aircraft Corporation, pues la Lockheed no asumiría su fabricación y sólo se limitó a certificar por la FAA dos prototipos designados LoCL-402 (temporary design designation) con la intención de competir en el segmento de un aparato utililtario de la clase de los Cessna 180/185 sólo en América Latina.

Postulan para esto México y Argentina, formando sendas sociedades comerciales anónimas: Lockheed-Azcárate S.A. de San Luis Potosí con la designación LASA 60 (44 construidos, de estos 18 para la Fuerza Aérea Mexicana, FAM) y Aviones Lockheed-Kaiser  S.A. de Santa Isabel, Córdoba, conocido sólo como Lockheed 60 (16 aviones, 5 no terminados). Estas entidades comerciales, por distintos motivos no lograron consolidarse, cesando sus actividades al poco tiempo.

A más de 10.000 km de su concepción, iniciaba una más que honorable trayectoria, esta vez en Europa, que nunca fue considerada en los planes originales estudiados por los ejecutivos de la Lockheed-Georgia Comp.

La muy antigua Macchi, ahora con su nueva librea Aeronautica Macchi S.p.A (S.A) compra los derechos exclusivos del modelo 60, y creó la firma Aermacchi-Lockheed y designa a este avión AL60 con nombre Santa María.

El 5 de agosto de 1961, Aermacchi da a conocer que su primer ejemplar de producción vuela en el aeródromo de Venegono, Varese al mando del piloto de pruebas Guido Carestiato: certifica el Santa María el registro aeronáutico italiano (símil de la FAA).

El 31 de agosto del mismo año, los últimos dos AL60 de los diez encargados originalmente por estadounidenses (incluye cinco para Alaska), despegan de Italia rumbo a sus propietarios.

Aermacchi se dispone a construir una partida de cien aparatos más, con denominaciones que van del AL60 a secas, pasando por las versiones AL60A1, B1, B2 y B3 siempre con nombre Santa María y continuando con el AL60C4 Trojan, C5 Conestoga, AL60D y por último el AL60F5 Trojan, ofrecidos con motores del rango de 260 hasta 480hp. Aermacchi los comercializaba con tren de aterrizaje convencional o triciclo, además con mejoras logradas en sus prestaciones.

La firma italiana entra en contacto con la Fuerza Aérea de Sudáfrica, para la producción bajo licencia de este avión en su versión AL60C4. La entidad encargada de su producción fue Atlas Aircraft Corporation de capitales mixtos. Los denominó C4M Kudu (39 aparatos) y el AM3 Bosbok (40 construidos) que sólo incorporaban las alas, partes del empenaje entre otras, del C4 original.

Para finalizar diré que Aermacchi y los fabricados y exportados por Sudáfrica, lograron presencia y ventas tanto civiles como militares en países como Alemania, Argentina, Australia, Burundi, Canadá, Chad, Chile, Estados Unidos, Francia, Italia, Rhodesia del Sur (Zimbabwe), Ruanda, Serbia, Sudáfrica, Suiza, Túnez y Uruguay.

El total construido, puede estar entre los 270 aparatos –según mi estimación- los que fundo por tener estas respaldo msn (manufacturer serial number) y matrículas.

El LASA 60 en Chile

Como era casi habitual, visitó el entonces Aeropuerto Los Cerrillos después de recorrer más de 9.250 km, en perfecto vuelo desde México, el primer modelo de un aparato diseñado nada menos que por la Lockheed, el que llamó comercialmente modelo 60 (por el año de su construcción). En el país azteca tuvo como nombre Aeroguayín, pero fue más conocido como Santa María.

Para congraciarse con los futuros propietarios chilenos, llegó pintado en el costado de su fuselaje con las banderas de Chile y México, además el nombre “El Chileno”, piloteado personalmente por el distribuidor de la Lockheed-Azcárate S.A. para Chile, el sr. Raymond Grasty C. con residencia en Valparaíso.

Tentado por las capacidades que se presentaban del aparato, Grasty enfatizaba las magníficas cualidades de éste ala alta, número del constructor (msn) 1002. Teniendo su efecto deseado al interesarse su comprador facturando este avión el 16 de mayo de 1961 a nombre de Marta Cousiño Salas; ella lo registra con las marcas chilenas CC-PBY el 7 de julio de ese año para uso particular –que sería éste el único ejemplar de su especie en operar en nuestro país. Sin embargo, pocos meses después por contrato de compraventa del 5 de diciembre de 1961 vende este avión a Rodrigo Quintana S. quien inicialmente desiste de su adquisición…pero lo registra el 13 de abril del año siguiente.

Hay constancia en el Registro de Aeronaves de una resolución judicial de embargo del avión de igual fecha del registro, la que fue notificada sólo el 3 de mayo a la DGAC.

Por contrato ante notario público se firma la compraventa del avión el 3 de mayo del ’68 (no figura el vendedor) y registra el piloto comercial Rubén Mario Rubio Guarderas el 9 de mayo, en esa época las matrículas tenían relación con el empleo de la aeronave, por ende se rematricula CC-CER dando como lugar de operación Puerto Montt, y autorizado para ser empleado como taxi aéreo y carga.

Bajo este operador protagonizó un accidente el 18 de julio de 1969 cuando tras volar entre El Tepual y Achao, se dirigió a un lugar que no tenía cancha habilitada por la actual Dirección General de Aeronáutica Civil y obviamente no había declarado en el Plan de Vuelo, esta localidad denominada Pampa Bacarreza, situada en Segundo Corral. Al tomar cancha en la precaria pista, las palas de la hélice toparon el suelo, una de ellas perdió su punta, mientras que la otra quedó con daños de paso. Sin ayuda competente el piloto procedió a recortar ambas palas y así regresar al aeropuerto El Tepual, en donde solicitó a su maestranza (actual Centro de Mantenimiento Aeronáutico, CMA) cambio de hélice. El mecánico jefe se negó al constatar la irregularidad cometida. En pruebas en tierra se comprobó que la célula vibraba fuertemente tras el “arreglo” efectuado por el piloto, producto del menor diámetro de la hélice y deformación del paso de ésta. También el ala derecha presentaba una trizadura cerca del tanque de combustible.

Como consecuencia de las acciones –aterrizaje en lugar no habilitado, trabajo en hélice sin estar calificado, además de las deficiencias del servicio de la empresa a cargo del avión-, dieron lugar a sanciones, entre ellas la suspensión de la licencia del piloto por tres meses e inspección de la empresa en cuanto a instrucciones de mantenimiento del personal y pilotos. A pesar de las medidas impuestas por la DdeA, a un año y medio de ellas el CC-CER volvería a protagonizar un accidente, esta vez comprometiendo su estructura.

El 1° de diciembre de 1970 tras despegar desde Coyhaique con pasajeros, el monomotor no pudo montar por falta de potencia y debió aterrizar de emergencia fuera de pista en un sector de topografía irregular y sembrada de troncos. Diversos daños en fuselaje, ala derecha, tren de aterrizaje, superficies del empenaje entre otras las que ascendieron al 20,93% según los peritos a cargo. El piloto y dos pasajeros no sufrieron daños, sólo el tercero de ellos resultó con lesiones leves. Se determinó que la causa basal fue el desprendimiento de la cañería de alimentación de aire al inyector de los cilindros por una abrazadera suelta. Antes de iniciar el vuelo testigos indicaron que costó hacer partir el motor, que se detuvo dos veces (una, según el piloto) antes de despegar.


La investigación de rigor señaló falla de mantenimiento explicando que al no llegar aire a los cilindros en forma normal, se provocó la entrada de combustible directo a ellos.

Pasaron algo más de seis años del accidente de Coyhaique y su dueño logra enajenar a nuestro protagonista al firmarse el 7 de septiembre de 1976 el contrato de compraventa. Los nuevos propietarios son Mario Sommella V., Patricio y Rolando de la Sotta T., los que registran el avión siete meses después de su adquisición el 24 de marzo de 1977, esta vez con indicativo particular CC-PEQ.

Diez años y algo más habían pasado cuando por subasta pública de fecha 22 de agosto de 1986 es adjudicado a la empresa Servicios Aéreos Agrícolas y Forestales Ltda.-Aero Agrícola Ltda.- quienes registraron el avión con las características comerciales CC-CEW el 28 de agosto de aquel año.

Los últimos antecedentes disponibles en el Registro Nacional de Aeronaves, indican que nuevamente este avión cambió de matrícula pasando de comercial a uso particular con las características CC-PEM al ser transferido a su nuevo dueño después de firmar el respectivo contrato de compraventa el 15 de enero de 1987 y quedar registrado con igual fecha en la DGAC a nombre de Carlos Mendoza Godoy de Requínoa.

Es de mencionar que con fecha 20 de marzo de 1987 esta aeronave está hipotecada y tiene orden de embargo del 27 de marzo de 1992. Razones éstas que no han sido resueltas, pues aún continúa activa en el RNA.

El sr. Michel Anciaux en este mismo blog publicó tiempo atrás una fotografía del avión (también único en Chile) Socata MS885 Super Rallye CC-PDE tomada en la década del ’90 en el aeródromo Eulogio Sánchez de Santiago…pero detrás de éste, se ve nuestro LASA 60 a muy mal traer por cierto, pero podría ser esta imagen la última evidencia gráfica de su existencia.

Rallye y LASA 60 en SCTB

Video que muestra un LASA 60 sobreviviente, en el Museo de la Fuerza Aérea Mexicana:


Lleva a tu pantalla todo el acontecer aeronautico en español.

14 Comentarios ¿Y tu qué opinas?

  • Miguel dijo hace 2 años:

    Excelente articulo, felicitaciones, es un placer leer estas historias que siempre pasan desapercibidas y no nos damos cuenta que son muy importantes.
    Gracias

  • Julio dijo hace 2 años:

    Excelente historia, y espectacular por cierto “el arreglo” que se le hizo a la hélice.

    Me llamó la atención, “…en esa época las matrículas tenían relación con el empleo de la aeronave…” suena hace mucho tiempo atrás.

    Felicitaciones, muy entretenido.

  • José Rodríguez dijo hace 2 años:

    Me encantó el articulo de este avión desconocido hasta ahora por mi.

    Felicitaciones y Saludos a todo el equipo de ModoCharlie

  • Hector Alvarado dijo hace 2 años:

    Excelente trabajo Alvaro, un placer leer estos articulos que son sin duda fundamentales para re-conocer la historia aeronautica de nuestro pais y conocer nuestros origenes.

    Notable el esfuerzo, Gracias y felicitaciones

  • Álvaro Romero dijo hace 2 años:

    @Hector Alvarado: las gracias a Germán Lüer, nosotros somos un medio para publicar estos reportajes. Dejamos abierta la invitación para que quienes tengan notas históricas o quieran contar sus historias, lo hagan enviándonos texto o imágenes en nuestro formulario de contacto ;)

  • oscar camposano dijo hace 2 años:

    Hola Alvaro, me tocó en suerte concer este avión por los años 79-80 siempre estacionado en el sector donde se encontraba el hangar de Icaro Service. Jamás supe que alguien lo volara.
    Felicitaciones además ya que como siempre muy interesante y entretenido tu relato

  • oscar camposano dijo hace 2 años:

    Me faltó decir que el hangar de Icaro Service quedaba en
    SCTB

  • Álvaro Romero dijo hace 2 años:

    Óscar y amigos lectores: sobre Ícaro Service, está esta nota en el sitio web de Pilotos Retirados LAN:
    http://www.pilotosretiradoslan.cl/cronicas/ICARO%20ServiceFinal2.htm

    Saludos.

  • Gustavo V. Necco dijo hace 2 años:

    Muy interesante el artículo sobre el Lockheed 60 en Chile.
    El primer avión de este tipo producido por la Lockheed Kaiser en la Argentina , matriculado LV-GOL, fue exportado al Uruguay y sus restos – fuselaje y alas (todavía con su matrícula original) – se encuentran en los depósitos del Museo Aeronáutico del Uruguay en Montevideo.
    Saludos

    Gustavo V. Necco
    Asociación Amigos del Museo Aeronáutico
    Montevideo, Uruguay

  • Álvaro Romero dijo hace 2 años:

    @Gustavo: muchas gracias por el comentario, pronto tendremos más artículos históricos de don Germán.
    Esperemos que más pronto que tarde, los Ratones de Hangar puedan restaurar como corresponde ese Kaiser.
    Saludos y quedamos atentos a las novedades de vuestro Museo, que este año van a ser bastantes.

  • Andrés Huerta Mejía dijo hace 12 meses:

    Excelente articulo amigo, aqui en México existen al menos tres sobrevivientes del Azcarate Lasa-60
    Saludos.
    Andrés Huerta Mejia.

  • Andrés Huerta Mejía dijo hace 12 meses:

    Buen articulo, en México al menos hay tres sobrevivientes del Azcarate Lasa-60
    Saludos.
    Andrés

    • Manuel Calleja dijo hace 3 semanas:

      Hola Andrés !
      He leido tu respuesta en el foro y en verdad estoy muy interesado en saber donde estan esos sobrevivientes del LASA-60. Tu sabrías donde ??? mi correo es skydivemexico@gmail.com.

      Gracias !!!

      Manuel

  • Manuel Calleja dijo hace 3 semanas:

    Hola !!

    Mi nombre es Manuel, de México. El artículo es muy bueno, interestante para mi.

    De hecho, necesito su ayuda. Soy el propietario de un LASA-60 modificado en Morelos (México), y algunos meses atrás sufrí un accidente con mi avión.

    El avión se daño considerablemente, pero tengo la esperanza de repararlo (con ayuda de buenos laministeros). Mirando en la estructura interna, hay unas partes que necesito y seguramente sean difíciles de conseguir.

    Estoy interesado en encontrar un LASA-60 que no esté operativo y comprar algunas partes.

    Alguíen sabe donde puedo encontrar uno ?? Les agradezco en verdad su tiempo y ayuda. Mi correo es: skydivemexico@gmail.com

    Gracias y saludos !!

    Manuel

Publica tu comentario

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.