Iberia: paro de trabajadores y ‘en peligro de desaparición’ según su presidente

POR

1 de diciembre, 2012
POR ,

Como respuesta al anuncio de despido de 4.500 trabajadores, el sindicato de Iberia ha llamado a una huelga como protesta durante diciembre, justo antes de las fiestas navideñas y de fin de año (días 14, 17, 18, 19, 20 y 21 de este mes).

Como respuesta, el presidente del grupo IAG, dueño actual de la aerolínea, Antonio Vásquez, envió una carta a los clientes de la aerolínea, defendiendo la reestructuración (que además de los despidos, vio la suspensión de varias rutas, entre ellas a Cuba y Uruguay), mencionando además que de no resolverse los problemas estructurales que arrastra Iberia, ésta correría el serio peligro de desaparecer.

A continuación, video de RTVE con información de esta situación bastante preocupante -por decirlo de alguna forma-:

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.
  • Acá la famosa carta:

    Estimado XXX:

    En las últimas semanas, lberia está siendo protagonista en la opinión pública por el plan de viabilidad y de futuro que ha presentado a sus inversores y empleados con el objetivo de superar una situación especialmente critico en estos momentos de grave crisis económica.

    Con esta carta, me gustaría informarle personalmente de lo que está sucediendo en Iberia, de los problemas que tenemos que solventar y cómo los estamos abordando, y también de las muchas fortalezas que tiene esta compañía que le ayudarán a cambiar con éxito, si contamos con la colaboración de todos los implicados. De entre esas fortalezas, una de las más importantes son nuestros clientes, personas como usted que se han mantenido fieles a esta marca y han
    apreciado todos los esfuerzos que estamos haciendo por mejorar, pese a que los circunstancias no siempre han sido las mejores. Aspiramos a que siga apoyándonos en este difícil camino que tenemos que recorrer.

    Iberia es una gran marca española, que lo seguirá siendo en el futuro, que está incorporada o un gran grupo como es International Airlines Group, que también me honro en presidir, y que está asociada a valores de solidez, fiabilidad y fortaleza. Como otras muchas aerolíneas a escala mundial, especialmente las conocidas como “compañías tradicionales de red”, Iberia tiene unos costes fuera
    de mercado, y este desequilibro frente a nuestros competidores directos se ha visto agravado por la crisis económica española y la escalada global de precios del combustible. En los últimos cuatro años, Iberia ha registrado unas pérdidas de casi 900 millones de euros y ahora perdemos más de un millón de euros cada día, cifra que ninguna compañía, sea dei sector que sea, puede asumir indefinidamente. Iberia tiene un pasado glorioso, que nos gusta recordar, y más ahora que cumplimos 85 años, pero tenemos que luchar por asegurar el futuro.

    En este contexto, Iberia está haciendo lo que debe hacer, y es diseñar las medidas correctoras necesarias y tratar de ponerlas en marcha tan pronto como sea posible para que Iberia vuelva a la senda de rentabilidad. Lo mismo que están haciendo otras muchas empresas españolas, de todos los sectores y tamaños, y que es posible usted mismo haya comprobado en su negocio o actividad.

    Desde la Dirección de Iberia hemos diseñado un Plan de Transformación que siente las bases de una Iberio mucho más fuerte y capaz de competir. Es un plan que exige sacrificios como son la reducción de empleo y de salarios, pero también supone una apuesta por el futuro, con una inversión multimillonaria en los próximos años en flota, en producto, en instalaciones y en mejorar los servicios a nuestros cientes. Supone reducción de oferta en algunas rutas, pero también
    crecimiento en otras que anunciaremos en breve. Este plan queremos implantarlo con el consenso y el diálogo de todos las partes interesadas, especialmente de nuestros empleados, por los que sentimos un profundo respeto.

    Me consta que desde algunos ámbitos y de forma maliciosa se ha tratado de falsear la realidad y culpar injustamente a British Airways, compañía también bajo el paraguas de International Airilnes Group, de los problemas de Iberia cuando en realidad la fusión ha aportado a nuestra compañía muchos beneficios, entre ellos 100 millones de euros en sinergias hasta el momento y muchos más en el futuro, acceso a los mercados de financiación que de otra forma no tendríamos, una mayor red de destinos para nuestros clientes, y muchas lecciones útiles. Por su parte, los profesionales de Iberia también le hemos aportado mucho a British Airways en estos casi dos años de fusión y de esta manera ambas compañías convierten en mucho más grande y eficiente al grupo al que pertenecen.

    La respuesta sindical a este plan de viabilidad y futuro ha sido una negativa rotunda o sentarse en una mesa de negociación. Algo incomprensible desde nuestro punto de visto porque la dirección de la compañía está totalmente abierta a debatir todo con los representantes de sus trabajadores, con objeto de llegar a una solución negociada que garantice el futuro, que es el futuro de todos,
    y salvar el máximo número posible de puestos de trabajo. Nuestro único limite es resolver los problemas estructurales que arrastramos desde hace tiempo, porque de no hacerlo correríamos un serio peligro de desaparecer y es algo o lo que no estamos dispuestos. La respuesta inicial de los sindicatos ha sido convocar varios jornadas de huelga sin asumir que una huelga siempre debe ser la última opción en un proceso de negociación que ni tan siquiera han estado dispuestos a
    empezar.

    En cualquier caso, y si las huelgas llegan a efectuarse, tenga la completa seguridad que como siempre pondremos todo nuestro empeño en mitigar los perjuicios que les puedan ocasionar. No escatimaremos esfuerzos y desde Iberia haremos todo cuando esté a nuestro alcance para minimizar los efectos negativos que esta huelga injustificada pueda ocasionarle, si finalmente se convoca.

    Quisiera despedirme con un mensaje de esperanza, el de poder comunicarle próximamente la solución de este problema y estar pronto en la disposición de anunciarle noticias más positivas en relación al futuro de esta gran compañía que es Iberia.

    Atentamente,

    Antonio Vázquez

    Responder |
  • Que pena por los empleos que se perderán, pero Iberia hace rato tenía un servicio inferior a muchas compañias sobre todo en sus rutas a Sudamerica, “el que mucho abarca poco aprieta” dicen por ahí

    Responder |
    • Gonzalo Parragué O. hace 6 años

      Los empleados no todos se pierden, se vienen a Sudamérica y especialmente a Chile.

      Responder |
  • Ricardo Burgos V. hace 6 años

    Puedes leer en el séptimo párrafo de la carta, por lo menos la versión oficial, está clarito.

    Responder |
  • Mas españoletes a Lan? hace 6 años

    “…entre ellos 100 millones de euros en sinergias hasta el momento y muchos más en el futuro, acceso a los mercados de financiación que de otra forma no tendríamos, una mayor red de destinos para nuestros clientes, y muchas lecciones útiles…”

    Responder |