Cruzando los Andes en Robinson R44, segunda parte: el regreso

POR

15 de agosto, 2013
POR ,

Cuatro amigos bolivianos en CasaPueblo, Uruguay

Por Melvyn Becerra, fotos del autor. Segunda parte: regreso desde Uruguay, Punta del Este a Santiago:

Día 1:

Luego de pasar dos agradables días en Punta del Este, es tiempo de iniciar el regreso a Santiago.

Joaquín en el Lancair Super ES, planifica su regreso a Santa Cruz, Bolivia, con una escala en Asunción, Paraguay. Óscar en el 172XP lo hace vía Tucumán, Argentina.

El Jagüel, SUPE (Uruguay)

Aeródromo El Jagüel, SUPE

Por mi lado, regreso a Adami, SUAA, 1:11 hrs., 85 nm, para Migración y Aduana. Luego de realizar los trámites, nuevamente rápidos y simples con personas amables y cargar combustible, la lluvia llega y el aeropuerto se cierra para las operaciones aéreas. Tengo que esperar una hora más para poder despegar y continuar a San Fernando, SADF, para ingresar a Argentina.

En ruta a Adami, SUAA (Melilla, Uruguay)

Aeropuerto Internacional Ángel S. Adami, SUAA

Mi intención es llegar a Mendoza pero las demoras se están sumando. El tiempo que de seguro tendré que dedicar a los trámites en Argentina más la meteo que ya hace días muestra una onda polar estacionada en gran parte del weste de Argentina más el tiempo para los reabastecimientos de combustible en la ruta lo hacen poco probable.

Pasada la lluvia o gran parte de ella, puedo despegar y vuelo la línea de la costa más o menos la misma ruta desde Argentina. Hay bastante nubosidad y lluvia intermitente aunque la visibilidad es razonablemente buena hasta la frontera sobre el estuario del Río de La Plata donde mejora para quedar casi despejado.

En ruta a San Fernando, SADF, Argentina

Aeropuerto Internacional de San Fernando, SADF, Argentina

San Fernando, SADF

Luego de aterrizar en San Fernando, SADF, 1:31 hrs., 130 nm , paso por Migración y Aduana, cargo combustible y luego de 2 horas y media despego con la intención de llegar a Villa Reynolds, SAOR, 341 nm . Sin embargo, ya está avanzada la tarde y finalmente tengo que aterrizar en el aeródromo de la ciudad de Laboulaye, SAOL, 2:27 hrs. y 238 nm con una llovizna moderada. En el aeródromo encuentro una persona solamente relacionada con actividades de fumigación agrícola. Finalmente, llego a la ciudad y dado que no había almorzado pido un bife chorizo sin saber que lo que me traerían sería casi medio kilo de excelente carne. Merecido descanso para continuar el día siguiente en que dada la distancia, la meteorología y trámites en Mendoza no creo tener posibilidades reales de cruzar la cordillera.

 

Aeródromo de Laboulaye, SAOL, Argentina

Día 2:

A la mañana siguiente, despego para Villa Reynolds, 1:02 hrs., 104 nm. La ruta está algo complicada con zonas de nubosidad baja y algo de lluvia. Una vez más doy gracias por volar helicóptero con tanta flexibilidad y alternativas.

En ruta a Villa Reynolds, SAOR

Cuando venía de Estados Unidos en el vuelo ferry, pasé por Villa Reynolds. Grato es encontrar a una de las personas que estaba en esa ocasión que recordaba mi paso con detalle. Bueno, eso también es otra historia.

Cargo combustible y abro un plan de vuelo para Mendoza, 199 nm.

Despego y luego de volar en condiciones variables con lluvia intermitente, paso al sur de San Luis, SAOU, y me encuentro con una zona de nubosidad baja hasta el suelo. Claramente es el encuentro ya directo con la onda polar que mantiene una masa grande de aire frío, estable, sin viento, que condensa la humedad y la mantiene sin muchos cambios pegada al suelo. No me es posible continuar, la visibilidad es mínima por lo que llamo al aeródromo de San Luis, SAOU, y aviso que tendré que aterrizar y esperar que las condiciones mejoren pidiéndoles que avisen a Mendoza.

Encuentro un área libre y aterrizo. Llueve ligeramente, y luego de un rato me doy cuenta que dadas las características de la onda polar, la situación no variará mucho. Confío solamente en que el calentamiento solar mejorará algo la visibilidad y espero algo más de una hora. Decido despegar nuevamente y seguir la carretera que une San Luis con Mendoza. La visibilidad es limitada, sin dudas solo para volarla en helicóptero. Encuentro la carretera y finalmente aterrizo en Mendoza con mejores condiciones de visibilidad y techo.

Aterrizado en espera de mejor visibilidad y techo

Día 3:

El día amanece húmedo y cubierto. Paso por meteorología y el previsionista no ve buenas posibilidades. No me recomienda cruzar por Uspallata/Cristo Redentor pues la nubosidad es muy baja y compacta. Analizamos la posibilidad por San Rafael/Malargüe y las posibilidades son mejores aunque no es seguro por la falta de información meteorológica intermedia. Decido intentarlo por lo que paso por Migración y Aduana y despego hacia el sur.

Las condiciones son regulares pero luego de volar 45 minutos, me encuentro nuevamente con nubosidad hasta el suelo y debo regresar a Mendoza en que las condiciones han empeorado desde mi salida. El aterrizaje es interesante con lluvia y visibilidad menor a 1.000 metros. La onda polar es más estable de lo estimado. Finalmente, debo esperar 2 días más para un nuevo intento en que el previsionista cree que la onda polar se atenuará.

Día 4:

Descanso en Mendoza y verificando la meteorología, sin mayores cambios.

Día 5:

Ya es domingo y salgo para el aeropuerto temprano. Analizamos con el previsionista las condiciones y han mejorado durante la noche. El gradiente de presión es pequeño por lo que no se esperan vientos importantes ni por lo tanto turbulencia. Decido cruzar por el Cristo, y luego de presentar el plan de vuelo para SCEL, termino los trámites de Migración y Aduana, una vez más, cargo combustible y despego.

Hay un procedimiento visual establecido que sigue una ruta en alejamiento de un radial del VOR DOZ y luego por sobre el embalse Potrerillos para continuar por el valle Uspallata para cruzar sobre el Cristo Redentor y el túnel internacional.

La nubosidad está parcialmente quebrada y sobrevuelo el embalse Potrerillos en ascenso para 15.000 pies. Ya cerca del valle de Uspallata, la nubosidad se ha disipado totalmente teniendo una visibilidad sólo limitada por la montaña misma. Mendoza me deja para que contacte a SCEL.

Embalse Potrerillos, Mendoza, Argentina

Mendoza bajo las nubes

Cordillera en camino a la frontera con Chile

Valle de Uspallata

La multitud de colores mezclados con algo de nieve y el Aconcagua que aparece a mi derecha, gigante con sus 23.000 pies, conforman un espectáculo sobrecogedor. Continúo el ascenso para algo más de 15.000 pies con -3°C y ya veo que la carretera se acerca al túnel internacional y el Cristo a mi izquierda. Doy gracias por la bendición de poder estar ahí, es una experiencia profunda y conmovedora.

Monte Aconcagua y múltiples colores

Monte Aconcagua

A través de 15350 pies cerca de Uspallata

Túnel Internacional del Cristo Redentor, lado argentino

Sobre el Cristo viro para tomar otras fotos y disfrutar de un momento de reflexión. También vuelo cerca de Portillo y la Laguna del Inca.

Casi sobre el Cristo Redentor

Cristo Redentor

Túnel Internacional del Cristo Redentor, lado chileno

Laguna del Inca, Chile

Llamo a SCEL y casi es como un anti clímax pues desde esa altitud puedo ver el valle del Aconcagua, la ciudad de Los Andes, el valle de Santiago y por supuesto el smog sobre la ciudad. Todo tan cerca. Inicio el descenso, no es fácil descender desde más de 15.000 pies y me tomará algún tiempo.

Tomo un curso que me lleva directo sobre Colina para luego aproximar directo a la plataforma de helicópteros en SCEL. Puedo ver los tres 787 de LAN estacionados, esperando la solución al problema de las baterías de Litio. Aterrizo luego de 1:38 hrs., 135 nm.

Migración y Aduana son simples aunque toman un poco de tiempo. Abro un plan de vuelo para SCTB y 8 minutos después estoy aterrizado.

Ya en Santiago de Chile, aproximando a SCEL

Ha sido una muy buena experiencia, distinta y significativa en tantos sentidos. Nuevamente me renueva el hecho de que volar es un aprendizaje constante, que nunca termina, que me permite vivir experiencias transformadoras, profundas y que una vez más, ya no soy el mismo después de estos días. Y un sentimiento de gratitud me inunda una vez más.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.
  • Oscar Camposano hace 4 años

    Excelente Melvyn, muy entretenido tu relato y las fotos maravillosas. Que lindo viaje debe haber sido!!
    Cuantas horas de vuelo te significó el viaje?

    Responder |
    • Melvyn Becerra hace 4 años

      Estimado Oscar:
      Qué tal Curicó? Espero que bien y preparando la Navegueta 2013!
      Bueno, los números fueron 23,5 horas y 2.108 nm. totales, aprox 2/3 de Ushuaia.
      Un abrazo,
      Melvyn

      Responder |
  • LUIS A GUEVARA hace 4 años

    Increíble aventura y claramente un triunfo de Planificación.

    Gracias Melvyn por este recuento fotográfico que nos permite apreciar las dificultades de el viaje

    Responder |
  • excelente relato
    edelio

    Responder |
  • Manolete hace 4 años

    Gran travesia! la historia transmite mucha emoción y se nota que volar es más que eso; geniales las fotos!

    Responder |
  • Muy buena las 2 partes de tu relato.
    Felicitaciones

    Responder |
  • Pablo Enriquez hace 4 años

    Hola Melvyn gracias por compartir todas tus experiencias con nosotros las leo y siento estar compartiendo esos momentos ,siempre te tengo presente en mis vuelos y agradesco haver compartido momentos contigo en octubre espero encontrarte , te dejo una tarea quisiera volver del sur por Chile recomendame que lugares no puedo dejar de aterrizar mi compañero sera Francisco como siempre. Un. Abrazoooo.

    Responder |
  • Héctor Julio Freyre hace 4 años

    Melvyn, que vuelazo, es cierto, los pilotos estamos mas cerca de Dios, que vuelo mi amigo, como me gustaria intentarlo algún día, no puedo morirme sin ver lo que viste, felicitaciones!!!

    Héctor

    Responder |
    • Melvyn Becerra hace 4 años

      Estimado Hector:
      No veo dificultades con el Mooney, 14.500 pies as suficiente y que el dia no tenga un gradiente de presion importante para vientos moderados.
      Como tu bien dices, es cosa de planificación, atención a los detalles y buen juicio.
      A todo esto, tampoco pude ver ninguna frontera en esta ocasión…
      Un abrazo,
      Melvyn

      Responder |
  • Joaquin Aguirre hace 4 años

    Grande Melvyn!! Lindos recuerdos el haber compartido contigo parte del viaje en Argentina / Uruguay, quedando pendiente para otra occasion el cruce por el Cristo redentor. Las fotos bellisimas, y me imagino con no uno, sino varios momentos de reflexion y agradecimiento al Supremo por permitirnos maravillarnos con su creacion privilegiadamente desde nuestras alturas. Me sumo al comentario de Pablo para Ushuaia 2013.

    Responder |
  • Paulina Letelierj hace 4 años

    Monche muy hermosas las fotos y relató del viajé se lo que esto significa para ti es estar en los brazos del padre Dios

    Responder |