Visitamos el nuevo Museo Aeronáutico del Uruguay

POR

22 de marzo, 2015
POR ,

Museo Aeronáutico Uruguay 2015 (4)
Durante nuestra visita a la República Oriental del Uruguay, pudimos visitar las nuevas instalaciones del Museo Aeronáutico Crnel. (Aviador) Jaime Meregalli. Este hangar, que fue ampliado desde fines del 2014 y entregado el 17 de marzo como parte de las actividades del 102 aniversario de la Fuerza Aérea Uruguaya, contó con el financiamiento de la empresa estatal de telecomunicaciones, por lo que posee una sección dedicada a tecnología (y de paso, explica por qué se ven algunos equipos telefónicos en frente de las aeronaves).

Al momento de la visita, estaban dentro del edificio los siguientes aerodinos: Beechcraft T-34B Mentor, Bell UH-1B y UH-1H, Cessna A-37B Dragonfly, de Havilland Canada DHC-1 Chipmunk, Fairchild PT-19 Cornell, Lockheed F-80C, North American AT-6D Texan, Piper AE-1, Ryan Navion, Stinson 108-3 Voyager, y Westland Wessex HCMK2. A ellos sumamos la célula de un Castaibert VI de 70hp, y un Blériot XI (réplica) que penden del techo, la nariz de un Douglas C-47 de la FAU, más el Lockheed T-33A en exteriores, y el ejemplar reconstruido del Curtiss SNC-1 Falcon. Este último, resultó partido por la mitad por culpa del incendio sufrido por el Museo el 4 de diciembre de 1997, siendo recientemente reensamblado en un taller automovilístico y contando con el apoyo del grupo de voluntarios, de la AAMA (Asociación Amigos del Museo Aeronáutico), conocidos simpáticamente como los Ratones de Hangar.

Se lo presentó como la resurrección de una verdadera Ave Fénix, para lo cual hubo que adquirir aluminio de aviación para cubrir las zonas destruidas, comprar las partes para reconstruir la célula, etc. Se le han refabricado los asientos y zonas de la cabina, se lo arenó y se están preparando las labores para desabollarlo.

No olvidamos mencionar que el Stinson Voyager y el Piper AE-1 fueron recuperados por la AAMA y sus Ratones de Hangar, mientras que el Ryan Navion ha sido reensamblado y configurado por esta misma asociación como simulador de vuelo virtual. En una conversación con Antonio Bilhoto (quien ha estado particularmente involucrado con este proyecto), se está en las etapas finales para que entre al servicio para deleite del público asistente. Respecto a las cédulas informativas, éstas se presentan en forma de tablets, aunque se está laborando para que teléfonos móviles reciban la información vía Bluetooth al acercarse a los aviones.

Por su parte, la AAMA y personal de la FAU continúan con la restauración de aeronaves. Vimos los trabajos durante el arenado del North American B-25 Mitchell, realizados por Hugo Corujo, quien nos mencionó que posteriormente se le repararán varias zonas dañadas con el paso de los años, antes de proceder a su repintado. En una losa adyacente vimos además, al Lockheed C-60 Lodestar, el Beechcraft AT-11 Kansan, otro DHC-1 Chipmunk (civil pero que originalmente fue de la FAU), más restos de T-33, Cessna T-41, entre otros.

Gracias a Eduardo Luzardo, integrante de la AAMA pudimos además, conocer el hangar (o la cueva ratónica) donde están basados los voluntarios. Entre cajas llenas de historia, vimos varias partes de aeronaves. Nos indicó que el próximo proyecto de restauración, es el de Havilland DH.82 Tiger Moth, cuyos planos ya están ubicados para el inicio de las labores. Cabe destacar que en este caso, las tapas de inspección de su motor y el tanque de aceite fueron realizadas en el Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio de Chile (MNAE), como muestra de la constante cooperación entre museos de aviación del continente. También hay que recordar que el MNAE cooperó en la reconstrucción del PT-19 antes mencionado, que fue trasladado a Chile en 1998 y retornó al Uruguay el año siguiente.

Aeronaves en el exterior

En las cercanías del hangar ratónico, hay varias aeronaves que esperan su turno: una muy completa es el Beech 35 Bonanza que fue de la Dirección de Aviación Civil DGAC, restos de más Fairchild PT-16 y PT-26, cabina de un Bell UH-1H y partes como una llanta de Lockheed Constellation. Pero en los patios adyacentes hay aviones y helicópteros: en las inmediaciones del edificio de Museo hay otro T-33 pero en este caso, color aluminio, y un Douglas DC-3 de Pluna; ambos pertenecen a su acervo histórico. Pero en otras zonas de la Base Aérea hay Westland Wessex, Bell UH-1H, Douglas C-47 y un Fairchild-Hiller FH227, gemelo del FAU571, protagonista de la Tragedia de Los Andes. Se estima que uno de los C-47 y el FH227 pasen a formar parte del patrimonio del Museo.

Otras aeronaves que deben pasar próximamente a su acervo, son un CASA 212, un Embraer 110 Bandeirante, y el Vickers Viscount. Se está laborando en un helicóptero Hiller UH-12, y luego de nuestra visita, se incorporó un planeador civil Let 13 Blanik.
Esperamos que con este apretado resumen, demos cuenta de la actividad de preservación aeronáutica en el Uruguay. Y aprovechamos de agradecer a todos quienes nos saludaron y nos permitieron conversarles en nuestra visita. Si no los mencionamos, no es porque los hayamos olvidado.

Video con parte de la muestra que se encuentra en el hangar y en los exteriores, el día de nuestra visita:

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.
  • Wilman Fuentes hace 4 años

    Excelente el reporte de nuestro museo y agradecido por la difusión y si me permites, solos dos pequeñas correcciones, el DH-Chipmunk, matricula inglesa No es canadiense, es Inglés y el UH-1H FAU 052 también fue restaurado por la AAMA con el apoyo y colaboración del Escuadron 5 Helicópteros de la FAU que fueron los que reconstruyeron todo el interior y tablero de instrumentos!!… Gracias de nuevo y un placer la visita!! Que se repita!!

    Responder |
  • Wilman Fuentes hace 4 años

    El DH Chipmunk fue el primero en la región, enviado por la De Havilland Inglaterra para ser el demostrador oficial de la fabrica, de ahí las banderas que están adosadas al fuselaje, fueon los paises que visitó y además, fue el primer Chipmunk en cruzar Los Andes, era pilotado por el Mayor RAF David Mc. Dougal, su esquema es original y también fue reconstruido por la Asociación Amigos del Museo Aeronáutico

    Responder |
  • Juan Carlos Velasco hace 4 años

    Muy sabroso el Museo. Felicitaciones a todos los que trabajan con el.
    Interesantes los Lodestar, AT-11, B-25, Silveler, Piper AE-1 entre otros. Precioso el Stinson. Definitivamente hay que visitarlo.

    Responder |
  • Felicito a nuestro país hermano Uruguay por tan grata iniciativa de preservar esas aeronaves que es para las futuras generaciones mostrarles el legado historico aeronautico de su país.

    Responder |
  • ruben eduardo drouilly ferreira hace 4 años

    como ha cambiado, tal vez encuentren unas fotos que envié hace años ya de la antigua instalación, se nota el antes y el después….
    ahora hay otra razón para volver a la mas bella ciudad que hay

    Responder |
  • Eduardo Luzardo hace 4 años

    Te felicito por lo completo del informe. Fue un placer recibirte en las nuevas instalaciones del museo. Y conste que solo pudiste visitar los hangares-salas de las aeronaves!! A los lectores de modocharlie les comento que cuando se habilite el museo de nuevo al público (fecha a confirmar) podrán visitar dos importantes instalaciones dedicadas a la aviación militar y a la aviación civil que contienen un maravilloso acervo patrimonial.

    Encontrarán un a descripción aquí:
    http://www.fau.mil.uy/museo_aeronautico.html
    La AAMA además de realizar la terminación de pintura general y de marcas hístóricas fidedignas en las aeronaves restauradas institucionalmente, también ha aportado a la FAU y colaborado directamente en la confección de marcas auténticas para el T-6, PT-19 (en proceso), T-33 203 y 205, C-47 PLUNA, Cabina C-47, y ya está realizando los estudios para las marcas del SNC-1 Falcon, el B-25 y el T-11!

    Responder |
  • Eduardo Luzardo hace 4 años

    Olvidé incluir al F-80 entre los que han recibido sus marcas auténticas en el más minimo detalle mediante la colaboración de los voluntarios con el personal de pintura de la FAU. La AAMA también le realizó la restauración del área de armamento de proa, que estaba virtualmente vacía hasta hace un tiempo.

    Responder |
  • Wilman Fuentes hace 4 años

    Como uruguayo, les agradezco los conceptos vertidos aquí, sin antes recordarles que nuestro museo a tenido a otro museo como “Norte” a seguir al que consideramos un “Museo Referente” en nuestra América Latina y es el Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio de Chile, museo al que hemos visto y hemos “copiado” maravillosas ideas, que nos hemos reunido con sus directivos y funcionarios al cual agradecemos por toda la colaboración que nos han brindado… y museo al que recomiendo no dejar de visitar, porque siempre ofrece un atractivo mas en cada visita… por supuesto, están todos invitados, estamos trabajando y ultimando detalles, para el mes que viene, a mediados, estará finalmente abierto al publico. Muchas Gracias a Todos y en especial al amigo Alvaro Romero que nos visitó el pasado 17 y por la difusión que nos ha dado.

    Responder |