El paro aeroportuario: algunas consideraciones legales

POR

15 de septiembre, 2015
POR ,

Por Rodrigo Hananías, abogado especialista en Derecho Aeronáutico, Director IDAE Chile.

Este 15 de septiembre de 2015, funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil, Dgac, han materializado un paro aeroportuario a nivel nacional, con la inédita adhesión de sus controladores de tránsito aéreo.

Esta paralización ilegal tiene como efecto, ni más ni menos, la imposibilidad que despeguen las aeronaves de vuelos nacionales e internacionales, causando enormes daños en materia de pasajeros y carga.

El hecho es posible analizarlo desde distintos prismas legales.

El problema previsional.

El fundamento de los funcionarios de la Dgac para esta movilización, se centra en el daño previsional que arrastran desde 1985, derivado de un sistema remuneratorio con asignaciones y beneficios no imponibles, y que se traduce en que sus cotizaciones, a diferencia del resto de la Administración Pública, solo son por el 60% de los haberes que perciben a título de remuneración. Hay una merma directa en sus contratos de salud con las Isapres y en sus saldos de las cuentas de capitalización individual. La calidad de su salud y futuras pensiones, se ve afectada.

La enfermedad previsional, efectivamente, existe. Sin embargo, lo que está en discusión es el remedio a aplicar. Los funcionarios de la Dgac afectados, alrededor de 3.000, exigen que se les reconozca su derecho a cotizar en la Caja de Previsión de la Defensa Nacional, CAPREDENA, tal como lo hicieron hasta 1985, y tal como lo sigue haciendo el resto del personal de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas, en base a un sistema previsional de reparto, y no más de capitalización individual.

Esta pretensión resulta cuestionable. El sistema previsional de reparto, de un enorme costo imputable al erario nacional, está vedado para el resto de funcionarios públicos y trabajadores del país, y es abiertamente injusto que el personal de la Dgac, por el poder que les confiere la función que desempeñan de manera insustituible, puedan presionar y obtener un beneficio inalcanzable para el resto de los chilenos, que deben continuar conformándose con un sistema previsional en base a una capitalización individual.

La misma Comisión Asesora Presidencial sobre el Sistema de Pensiones, conocida como Comisión Bravo, ha emitido su Informe sugiriendo medidas para perfeccionar el sistema de pensiones existente, y no para sustituirlo, como pretenden, para sí, los funcionarios en paro. Si hoy son ellos, mañana perfectamente pueden pretender lo mismo otro grupo de presión con la fuerza suficiente como para pretender imponer tal privilegio.

La solución a esta injusticia previsional pasa más bien por aumentar la imponibilidad de las remuneraciones de los funcionarios de la Dgac, a fin de corregir la sub-cotización que los aqueja. Un inconveniente, eso sí, está en la pretensión de un bono compensatorio, y retroactivo además, por el daño previsional que padecen desde hace 30 años, pero por sobre todo la pretensión por cotizar en CAPREDENA.

El problema, claro está, es de difícil solución.
Paralización DGAC Chile setiembre 2015

Ley de Seguridad del Estado.

El daño que inflinge el paro aeroportuario ilegal es de tal magnitud, que se ha teorizado con la posibilidad de aplicar la Ley de Seguridad del Estado.

Es de considerar que, tal como los propios funcionarios de la Dgac lo han declarado, se trata de un paro “de advertencia”, y que de no acogerse sus exigencias, podrán venir nuevas movilizaciones de la misma naturaleza, y ya no por solo 24 horas, sino que por más tiempo, con todo lo que ello puede significar. De no actuarse con firmeza, algunos piensan (incluyendo al suscrito), se sentará un nefasto precedente.

El artículo 11 de la Ley de Seguridad Interior del Estado, dispone claramente: “Toda interrupción o suspensión colectiva, paro o huelga de los servicios públicos, o de utilidad pública, o en las actividades de la producción, del transporte o del comercio producidos sin sujeción a las leyes y que produzcan alteraciones del orden público o perturbaciones en los servicios de utilidad pública o de funcionamiento legal obligatorio o daño a cualquiera de las industrias vitales, constituye delito y será castigado con presidio o relegación menores en sus grados mínimo a medio”.

Como la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado depende de la denuncia o querella de la autoridad política, habrá que esperar la decisión que al efecto adopte el Gobierno. Un día de paralización ilegal podría no causar un impacto social negativo lo suficientemente grande como para empujar la invocación de esta norma. Pero el escenario sería bastante más sombrío ante una movilización de mayor extensión que, es de esperar, no se concrete.

La Ley de Seguridad del Estado, es una herramienta que debe ser barajada.

Derechos de los pasajeros.

Ante las cancelaciones o retrasos de vuelos que generará este paro ilegal, valga considerar los derechos que se origina para los pasajeros.

El artículo 127 del Código Aeronáutico, dispone que ante una fuerza mayor (y un paro ilegal es una fuerza mayor), “cualquiera de los contratantes”, es decir, tanto transportador como pasajero, pueden “dejar sin efecto el contrato, soportando cada uno sus propias pérdidas”, lo que implica:
1) Que cada compañía aérea puede ejercer este derecho y dejar sin efecto el contrato, devolviéndole al pasajero lo pagado por el ticket.
2) Del mismo modo, cada pasajero puede dejar sin efecto el contrato, y solicitar el reembolso total del ticket vigente, y sin multa.
Este derecho a reembolso del pasajero, según el artículo 133 B letra d) del Código Aeronáutico, solo puede ejercerse ante un retraso o cancelación del vuelo superior a 3 horas respecto a la hora de salida prevista en ticket.
3) De persistir las partes en el contrato, reagendándolo, ello será solo en la medida que las condiciones del respectivo ticket así lo contemplen.
4) Las compañías aéreas no están legalmente obligadas a proporcionar prestaciones asistenciales a los pasajeros (comida, hospedaje, traslados, etc.). Si se prestan, es una decisión voluntaria de cada compañía.

Tales son algunos ángulos legales que el paro aeroportuario desencadena, y que tiene interrumpidos los despegues de aeronaves de vuelos nacionales e internacionales, perjudicando severamente el transporte de pasajeros y mercancías.

Rodrigo Hananías.
rhananias@airclaims.cl
Abogado especialista en Derecho Aeronáutico.
Director del Instituto Chileno de Derecho Aeronáutico y del Espacio (IDAE).

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.
  • Hernán Santibáñez hace 4 años

    En Argentina la cantidad de Paros de ANAC o DGAC de allá implico que los controladores fueran removidos y hoy son de la fuerza aérea, estas demandas justifican que la dgac pase al Min. de transportes ya que no es una entidad militar sino civil y que sean civiles quienes la dirijan. Los ingresos de los funcionarios deben ser 100% imponibles.

    Responder |
  • Roberto Pérez hace 4 años

    Artículo más de desinformación que de mostrar la verdad del tema…
    Dedo para abajo a la publicación y gracias por darse el tiempo

    Responder |
    • Interesante Roberto.

      Podrías compartimos mas información respecto los puntos “de verdad” del tema.

      Es interesante conocer el trasfondo de este tema; por TW y FB, los mismos controladores han comentado que el tema central es el tema previsional y el subpago que se les realiza; ademas de querer pasarse a CAPREDENA y dejar las AFP.

      Saludos

      Responder |
    • Alberto hace 4 años

      Roberto, el articulo a mi parecer es bastante informativo. Si tu tienes otra información al respecto, ilumínanos con la verdad por favor.

      Desde ya, agradezco tu tiempo.

      Responder |
  • Todos los paros, huelgas y movilizaciones de los empleados públicos son ilegas en Chile (Aduanas, Medicina, Registro Civil, etc), sin embargo, Chile a suscrito acuerdos internacionales que permiten aquello para los empleados publicos por lo que aplicar la Ley de Seguridad sería poco probable.

    Con respecto al ingreso a Capredena, es totalmente legítimo y no se trata de que cualquier persona que tenga “poder” también ingresara a ese Sistema sino que los funcionaros de la DGAC son dependientes de la FACH por lo que debieran cotizar en el mismo sistema así como se hizo en un tiempo anterior. Hay que recordar que se lleva 30 años de daño previsional y 8 años de negociaciones sin nada concreto, el paro era inevitable.

    Responder |
  • Patricio hace 4 años

    Capredena estrictamente no es un sistema de reparto. Y que este se financia con gastos generales, no con los trabajadores activos financiando a los pasivo. Hablar de sistema de reparto solo contribuye a un slogan politico

    Responder |
  • Miguel Poduje hace 4 años

    Roberto
    Por qué indicas “desinformación”?
    Hay algo mas sobre las demandas de este movimiento que no sean las indicadas aquí??
    Yo por lo que leo, es justamente el tema del paso a Capedrena el tema fuerte.

    Responder |
    • La movilización del 15S convocada por la ANFDGAC obedeció a un tema genérico y transversal de los servidores/as de la DGAC: “Volver a cotizar en CAPREDENA como se realizó hasta 1985, considerando que el actual y vigente artículo 20 y 21 de la Ley 16752 Orgánica de la DGAC establece que para todos los efectos legales, los funcionarios a planta y a contrata en la DGAC tienen la calidad juridica de empleado civil de las FFAA, “sólo para los efectos remuneracionales y previsionales”, norma señalada válida por la Contraloria General de la Repúbluca. Desde ese año a la fecha, sin considerar los gobiernos de ideologia política distinta que han estado a cargo de la administración de nuestro pais, estamos subcotizando en un 60% en las AFP con el daño previsional probado y evidente en relación a otros servidores de la Administración del Estado. Ahora bien, el Colegio Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo ha expresado en forma reiterada y majadera por años al servicio DGAC que no ha llamado a concurso de promoción, ni concurso de ingreso a la planta ni concurso de encasillamiento desde hace 2007 a la fecha, provocando frustración y desazón generalizada en los profesionales lo que importa un detrimento en su remuneración que sólo experimenta variación cuando se ven reajustadas anualmente por indicación del Ejecutivo, sin considerar que teoricamente contraviene los principios de igualdad y pleno ejercicio de derechos relativos a la carrera funcionaria, conforme a la Ley 18575 y Ley 18834. Amén de lo expuesto, si agrega que existe por años déficit de Controladores, la jornada de trabajo es de 44 horas semanales a cumplir ejerciendo la profesión en jornadas de turnos de 12 horas los 365 dias, no pago de horas extraordinarias generadas mes a mes en un promedio de 44, disponiendo lisa y llanamente el servicio en compensarlas con el otorgamiento en descanso complementario que en los hechos es impracticable por falta de personal; actualización de la Ley de 16752 de 1968 comprenderá que como Controladores de Tránsito Aéreo tales demandas y anhelos históricas, entre otras, conocidas por la DGAC, y que no han sido respondidas, genera,comprenderá el lector, una vulneración de derechos inaceptable e inadmisible en la actualidad, y a futuro

      Christian Plummer
      Controlador de Tránsito Aéreo
      Miembro Directorio Colegio ATC
      Abogado

      Responder |
  • Giancarlo Garlaschi Podesta hace 4 años

    Sr. Santibanez

    Me opongo terminantemente a su brillante ” idea ” , con la experiencia y despilfarro de el Transantiago ( una estafa a todos los Chilenos ) , mas los politicos asociados a el , NO Sr. !!!

    Saludos Cordiales

    Responder |
  • Felipe Bertholet hace 4 años

    Ya que la DGAC es un organismo dependiente de la Fuerza Aérea, yo creo que su sistema de pensiones si debería ser Capredena… Ahora, como se esta barajando la independización de esta… de vuelta a las AFP como todo el resto de Chile. Quizá respetarles estos 30 años en la Capredena?

    Responder |
  • Gonzalo Cifuentes Vladilo hace 4 años

    Brillante exposición de lo que dicen los libros, pero si usted hace su trabajo de manera sobresaliente, se da cuenta que su jubilación alcanzará con suerte al 40% y que tras dialogar por 8 años buscando una solución, y trabajar 14 meses en una mesa tripartita con el gobierno y tu empleador determinando en conjunto y llegan a la conclusión que la única solución viable es capredena, uno esperaría que se cumpla, ¿pero qué pasa si luego te siguen ignorando?; esto no es antojadizo, nos hemos marginado de muchos paros de servicios públicos, atendiendo a la calidad del servicio que prestamos y su importancia para los pasajeros y las empresas. Este día decidimos pensar en nosotros porque nadie más se va a preocupar de tener un controlador, un avsec o un sei con 65 años de edad o que cuando nos jubilemos la pensión sea del 35-40% del sueldo. No pedimos nada, sólo lo que dice la ley.
    Esperando que se entienda que esto no es algo improvisado y que existe un daño de 30 años, les dejo mis saludos

    Responder |
  • Luis Rivera Faruas hace 4 años

    Estimados, y muy especialmente a don Rodrigo, es imperioso para otorgar una opinión objetiva, considerar la ley orgánica constitucional de la DGAC (16.752) especialmente su artículo 21, el cual otorga a los funcionarios a planta y a contrata de esa DGAC, para todos los efectos legales la calidad jurídica de empleados civiles de la fuerzas armadas. Es por ello que ese personal debe RETORNAR (si, retornar por que ellos pertenecían a capredena) al sistema previsional que demandan, existiendo incluso una discriminación abiertamente arbitraria, toda vez que existen empleados que ejercen la misma función pero con sistemas provisionales distintos (AFP Y CAPREDENA).
    En otro contexto, considerar la función de estrategia nacional que realizan, sus jornadas laborales, el hecho del por qué son remunerados de conformidad a la escala de las fuerzas armadas, entre otros factores.
    Espero haber aportado. Saludos cordiales.

    Responder |
  • Rodrigo Hananías. hace 4 años

    Entiendo que lo que se trata es de debatir, con argumentos y respeto.

    En ese contexto, un argumento interesante contra la pretensión previsional de los funcionarios de la Dgac, es que la Comisión Bravo, en su propuesta Nº58, con el voto a favor de 23 de sus 24 integrantes, apunta a que el sistema previsional de las FFAA, actualmente de reparto, pase a cuentas de capitalización individual, que gestionan las AFP y destinado a los civiles.

    Es decir, los vientos soplan hacia el régimen de capitalización individual, con lo que la pretensión previsional de los funcionarios de la Dgac queda totalmente a contrapelo (además de su inviabilidad e injusticia).

    Que merecen una solución, sin duda que la merecen, pero volver a Capredena no pareciera ser la más adecuada.

    Responder |
  • Apoyo a que la DGAC a que reciben lo justo en cuanto a sus pensiones, aunque no necesariamente por medio de su reincorporación al CAPREDENA. Apoyo mucho mas la idea de que la DGAC sea enteramente “civil” y no una area mas bajo el mando de las fuerzas armadas y una area de jubilación para la misma. Todo espacio aérea fuera de las ya amplias areas restringidas y prohibidas debería tener maxima prioridad civil, y debería ser desarrollado para ese fin, la expansion al uso comercial, vuelos nocturnos, aeropuertos abiertos las 24hrs, luces activados por pilotos en pistas menores, mejores sistemas meteo, aproximaciones GPS, etc, en fin todo lo que apoya y mejora el uso de la aviación comercial civil en Chile….. No estamos en guerra.

    En cuanto al paro, creo que esto solamente hizo dano a Chile y no ha hecho ninguna favor en apoyar la causa de la DGAC. Lo único que hizo fue incomodar a las empresas, personas y transporte de productos. Entiendo que es frustrante no obtener lo que uno quiere, pero hacerlo a la fuerza tampoco creo que es la solución.

    Responder |
  • Gonzalo Cifuentes Vladilo hace 4 años

    Usted se refiere a la comisión bravo que pretende solucionar el problema que afecta a los chilenos haciendolos trabajar por más años y aumentando su porcentaje de imposición, me van a disculpar pero eso no puede ser la mejor idea de una comisión dedicada a subsanar el desmedro de toda una nación.
    Por otra parte la DGAC mueve y genera mucho dinero, por eso es difícil que el ministerio nos deje ir facilmente, ¿qué otra institución del país genera dus propios recursos y además obtiene reconocimientos internacionales?
    Entiendo que el sistema debería ser más justo y no me opongo a que la ley se modernice y los funcionarios que entren en el futuro no sufran el desmedro que hemos sufrido, pero para quienes arrastramos el daño, lo más viable es capredena, sistema al que llegaríamos con un pozo de dinero con que el estado no tendría que gastar en nosotros en aproximadamente 7 años.

    Saludos

    Responder |
  • PAULA MONTES MORALES hace 4 años

    Mas allá del real problema de previsión, que se expone en el articulo, que es una realidad que efecta a todos los Funcionarios de la Direccion General de Aeronautica Civil, empresa que genera recursos al Estado de Chile, invito a desarrollar la temática de analizar el creciente numero de operaciones, aeronaves de mayor envergadura por tanto mayor cantidad de pasajeros, carga, negocios y todo lo que el mundo aeronáutico conlleva y a su vez continue existiendo un numero reducido de Controladores de Tránsito Aéreo, con una cantidad importante de horas por turno (12 horas), de años con turnos de día y noche (ciclo circadiano), sin una politica clara para el manejo de factores humanos (stress), sin haber tenido una carrera funcionaria que de cierta manera resuelva en algo el tema monetario en miras de un desolador futuro en pensión (en mi caso llevo 11 años en el mismo grado, por tanto mis aumentos solo obedecen al reajuste nacional) y trabajando hasta una edad avanzada, que aun teniendo carga pesada, no puedes pensionarte por falta de dinero (claramente un abogado no entiende, por mas que tenga conocimientos del ambito aeronautico, sin ofender su trabajo y tantos como otros no requiere de rapidez mental, concentracion, proyeccion inmediata o correccion de errores en menos de 10 segundos).
    Lo invitaria a que analizara en profundidad lo expuesto y si mantiene tan despiadado articulo.

    Misma situacion de profesiones singulares que nosotros CONTROLADORES DE TRANSITO AEREO, se encuentran los SSEI y AVSEC..

    atentamente
    Paula Montes
    ATC SCFA APP/RDR

    Responder |