Opinión: responsabilidad de la línea aérea por huelga de sus trabajadores

POR

11 de abril, 2016
POR ,

Por Rodrigo Hananías Castillo, Abogado especialista en derecho aeronáutico.
Director del Instituto Chileno de Derecho Aeronáutico y Espacial (IDAE).

Es en materia de retrasos y cancelaciones de vuelos comerciales, es donde suelen proliferar los reclamos, conflictos y demandas judiciales de los pasajeros. El foco se centra en si en determinadas situaciones, el retraso y la cancelación son “imputables” al transportador o no.

Hay casos en que indudablemente los hechos no le son imputables: condiciones climáticas adversas, conflictos labores ajenos a la compañía (en un aeropuerto, por ejemplo), la ingestión de un ave, un aviso de bomba, un pasajero disruptivo, congestión aérea, cierre de espacio aéreo o de pistas por parte de alguna autoridad, etc.

Pero también existen otros casos, en que pudiera ser más discutible. Una avería imprevista de la aeronave; la repentina enfermedad de un tripulante sin el cual el vuelo no puede tener lugar; y el caso en análisis: una paralización laboral de los dependientes de la compañía aérea.

Nadie duda que, ante tal hipótesis, es procedente dejar sin efecto el contrato de transporte, devolviendo el dinero a los pasajeros. Y si hay acuerdo del cliente, reagendar el vuelo. Pero: ¿procede además indemnizar al pasajero por los perjuicios que haya sufrido con motivo de la cancelación o retraso producto de la huelga?

Podría pensarse que la huelga del personal de la aerolínea constituye un riesgo propio de la industria, y que son las compañías aéreas las que deben soportar sus consecuencias, no los pasajeros.

Sin embargo, doctrina y jurisprudencia, sobre todo estadounidenses, han liberado de responsabilidad a los transportadores por retrasos y cancelaciones derivadas de este supuesto.

Concordamos con este criterio.

Si una compañía aérea en nada falla y por circunstancias ajenas, como es la autonomía laboral de su personal, se ve impedida de volar, no se divisa su imputabilidad. Para estos efectos, dicho personal es un tercero cuyo objetivo precisamente es interrumpir el curso normal de las operaciones aéreas.

Una huelga, por otro lado, perjudica y seriamente al transportador por el enorme costo que envuelve que la flota de aeroanves permanezca en tierra. No resultaría equitativo que además de ese perjuicio, se les condenara a indemnizar a los pasajeros, que también, en justicia, han de compartir los riesgos inherentes a la aviación, que es un transporte rápido y expedito, pero que está expuesto a este tipo de imponderables.

Es por esto que, en nuestra opinión, la huelga del personal propio exime de responsabilidad indemnizatoria a las líneas aéreas.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.
  • Andrés Tapia hace 3 años

    No comparto el análisis del abogado, no por el hecho de tratarse de una aerolínea se le debe eximir de cumplir con la responsabilidad contractual y los perjuicios previstos que emanan de una huelga.

    Hay otros casos discutibles por cierto como los mencionados en los ejemplos, de todas formas debe existir la previsión de eventos de conflictos que solucionen oportunamente cada caso, como un avión, un tripulante o un piloto de reemplazo.

    La aerolínea si estaba en conocimiento de una negociación dificil con sus trabajadores estaba en el deber de informar a sus pasajeros oportunamente de posibles cancelaciones y no lo hizo. Anticipandose a los perjucios de una huelga tuvo la oportunidad de llegar a un acuerdo sin la necesidad de detener sus operaciones y no lo hizo.

    Los pasajeros perjudicados están en el derecho de reclamar perjuicios directos de sus cancelaciones tales como horas perdidas al médico, costo de oportunidad en pasajes comprados en aerolíneas, cancelaciones de paquetes turísticos, etc. Se trata de perjuicios previstos, no así el caso de otras situaciones netamente ajenas a las empresas tales como el clima en que esos perjuicios se vuelven imprevistos no existiendo obligación de indemnizar.

    Ahora si en la práctica alguien demande esto y lo gane sería extraordinario, ya quisiera ver un análisis así producto de los paros cuando emanan de la ineficiencias de los gobiernos, como fue el caso del Registro Civil y los graves perjuicios para muchos ciudadanos.

    Responder |
    • Anónimo hace 3 años

      Estoy de acuerdo. Las indemnizaciones a pasajeros debieran ser parte del “costo” que se analiza al no acordar con lo solicitado por los trabajadores, ya que la empresa en esta negociación evalúa cuanto le cuesta acceder a las solicitudes de sus empleados contra el costo directo e indirecto de la huelga legal y por medio de este cese de actividades, cuanto logrará bajar la expectativa de sus empleados en esta y en futuras negociaciones, al demostrar que la única herramienta legal no los “asusta”.

      Responder |
  • Andrés, mas allá de estar o no de acuerdo con tus fundamentos, cosa que no podría hacer de manera seria porque no soy abogado, hay un punto en tu análisis que me gustaría abordar: no corresponde comparar una huelga producto de un proceso de negociación colectiva legal, regida por las normas del Código del Trabajo, con un paro de funcionarios públicos, que es ilegal. El hecho que algún gobierno opte por demandar o no a quienes sean responsables de incitar a un paro ilegal, o bien a aplicar o no los descuentos por los días no trabajados, es un tema que resuelven sobre la base de consideraciones de políticas internas, pero que en ningún caso les da a estos paros el carácter de legales. La huelga que es producto de un proceso de negociación colectiva en una empresa privada es legal, y corresponde a un derecho laboral. Por lo tanto, insisto, no corresponde comparación alguna. Son dos temas tan divorciados entre sí como el aceite y el vinagre.
    Como corolario, los paros no emanan de las ineficiencias de los gobiernos. Para mí, ineficiencia sería lo opuesto: que los gobiernos sucumban a las peticiones de sus organismos gremiales para evitar un paro. Lo único que podría hacer, para desincentivar estos paros ilegales, es tomar las medidas en contra de los que llamaron a paro y descontar los días no trabajados, pero esto es otro tema, ya que de lo que se trata el artículo es de la huelga legal de un sindicato de trabajadores de Sky, y no de los paros ilegales de funcionarios públicos.
    Concuerdo que la empresa tuvo aviso suficiente y no tomó medidas anticipadas para hacer un control de daños a sus clientes, y eso sí podría ser considerado por algún juez del trabajo como responsabilidad de la compañia, susceptible de ser indemnizada. Pero eso habría que verlo. En Europa, antes que la huelga se haga efectiva, las compañias ofrecen traspasar los vuelos a otras empresas para las fechas de la huelga. Acá, aunque la empresa conocía las fechas, optó por no hacer nada, jugándosela para un acuerdo a última hora que no se produjo, y también jugándosela a que sus clientes no demandarán, o si lo hacen, saldrán libres de polvo y paja de acuerdo a la tesis del abogado Hananías. Como tú, me interesaría ver la tesis del demandante y la resolución del juez, si es que alguien demanda.
    Saludos

    Responder |
    • Andrés Tapia hace 3 años

      Beto, me parece razonable tu argumento, de hecho me gustaría ver un pronunciamiento judicial al respecto, ya que como afirmas efectivamente hay huelgas legales y otras ilegales, pero a mi por lo menos no me parece que eso sea excusa para eximirse de la responsabilidad de los perjucios previstos toda vez que se trata de un tema previsible. Incluso una solución tardía ante un fallo mecánico de un medio de transporte también puede ser susceptible de indemnización, el tema es determinar cual es el límite razonable para establecer una solución al problema.

      Hay muchas empresas que deben tener especial cuidado en la negociación con sus trabajadores ya que claramente pueden causar perjuicios graves, entre ellas las aerolíneas, los prestadores de servicios de salud, transporte, etc.

      Discrepo respecto a tu apreciación respecto al rol del Estado, este también es prestador de servicios y si bien sus funciones no se rigen por la ley del consumidor existen otras herramientas legales para hacer valer su responsabilidad en temas como el que mencioné, personas que tal vez no tuvieron a tiempo su pasaporte y perdieron pasajes o estadías por falta de servicio del Estado.

      Responder |
  • Creo que aquí no ganó nadie,ni el sindicato ni el empleador.
    Aunque algunos opinen lo contrario se extraña la formalidad ,el respeto y la claridad para enfrentar situaciones difíciles como la reciente.
    Conocí personalmente a Don Jürgen,lo visité varias veces,como empleado y como ex empleado de Sky.
    Notable el hombre.
    Finalmente si nadie ganó con esta huelga,hubo un sólo perdedor: el pobre usuario,el que acepta atropellos por el hecho de querer y tener la necesidad de viajar.

    Responder |
  • Giancarlo Garlaschi Podesta hace 3 años

    Sun Tzu

    ” Cuida a tus Soldados , preocupate de su bienestar , ellos lo daran todo por ti ”

    No se trata solo de numeros , se trata tambien de la moral de tus ” soldados ” . La Muerte de una empresa comienza cuando se hace ” lo justo y necesario ” , por que no hay motivacion para mas.

    Saludos Cordiales

    Responder |