20 años de la tragedia del vuelo 603 de Aeroperú

POR

3 de octubre, 2016
POR ,

1996 no fue un buen año para la aviación comercial peruana, ya que al accidente del Boeing 737-200 que realizaba el vuelo 251 de la aerolínea Faucett el 29 de febrero, se sumó una nueva tragedia el 2 de octubre: el vuelo 603 de Aeroperú, se estrelló en el océano Pacífico tras decolar desde Lima, rumbo a Santiago de Chile.

Setenta personas iban a bordo del Boeing 757-200 matrícula N52AW: 9 tripulantes, y 61 pasajeros, de los cuales una treintena eran chilenos que provenían de Miami. Recordamos con la ayuda de la prensa local chilena y de Aviation Safety Network, que el jet despegó del aeropuerto Jorge Chávez de Lima, pasada la medianoche (hora local); cinco minutos después de decolar (12:47 am) comenzaron los reportes de problemas en la lectura de los instrumentos: mientras los pilotos batallaban por intentar controlar el avión sin tener lecturas precisas de altitud y velocidad para volver a Lima, terminaron estrellándose en el mar, terminando así con las vidas de todos quienes iban a bordo del 757.

Como suele pasar en estos casos, se intentaron hallar explicaciones a lo ocurrido, mientras comenzaban los operativos de búsqueda y rescate de los fallecidos: incluso en Perú se llegó a culpar a fallas de fabricación de los Boeing 757 como una causa probable (ver recortes publicados en esta nota). Sin embargo, la realidad era mucho más cruda: previo a su último vuelo, el avión fue lavado y limpiado, siéndole tapados con cinta adhesiva en el proceso, los tubos pitot y los puertos estáticos para los instrumentos de medición de altitud. Una negligencia completamente inexcusable, y que demostró además fallas en la exhaustividad de los tripulantes al momento de revisar externamente a la aeronave.

Ya han pasado dos décadas de este penoso hecho, y si bien Aeroperú pasó a la historia no mucho más tarde del accidente, sus lecciones quedaron para el futuro, como una penosa muestra de negligencia en la operación aérea.

Los dejamos reflexionando con este video, que tiene parte del audio del vuelo 603 de Aeroperú, con las comunicaciones entre los pilotos y Lima, recuperado del grabador de datos de vuelo (CVR, cockpit voice recorder):

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.
  • Carlos González hace 1 año

    Un triste recuerdo

    Responder |
  • Como es posible que el piloto no hubiera notado la falla del pitot durante la carrera de despegue, a que velocidad rotaron? adicionalmente el altimetro deberia estar marcando un valor errado, no chequearon esto?

    Responder |
  • Andrés Figueroa Z. hace 1 año

    Escuchando la grabación se concluye lo siguiente:

    El piloto se preocupó siempre de analizar las fallas, en vez de volar manualmente el avión.
    El copiloto estaba más atento a seguir las instrucciones del ATC de Lima.
    El copiloto señala que el indicador de actitud estaba operativo.
    Finalmente, se concluye que los datos proporcionados por el radar de Lima no eran reales.

    Responder |
    • Alberto Reuter hace 1 año

      No entiendo entonces que una Junta Investigadora multidisciplinaria se haya demorado años en llegar a conclusiones, muchas de ellas presunciones, si simplemente se puede concluir 3 o 4 cosas en 5 minutos después de escuchar sólo el audio. Felicitaciones. Sólo como dato, el radar no recibía información confiable de atura porque el transponder se alimenta del CADC, el que a su vez enviaba información errónea porque no llegaba información de P estática, por lo que la información que daba a la tripulación no era confiable en lo vertical. Pero esto es sólo uno más de los miles de antecedentes de los que está lleno esta investigación. Este es un blog de noticias aeronáuticas. Para un estudio completo de accidentes, hay otros blogs y páginas mucho más completas y especializadas. No se puede concluir nada de sólo un elemento de una investigación mucho más amplia.

      Responder |