Adiós al destacado piloto de pruebas Bob Hoover

POR

25 de Octubre, 2016
POR ,

(Foto National Air and Space Museum, Smithsonian Institution) Hoy 25 de octubre, los medios internacionales informan que el reconocido piloto estadounidense Bob Hoover, falleció a los 94 años de edad. Nacido el 24 de enero de 1922, comenzó a volar en Tennessee aprendiendo acrobacias aéreas antes de ingresar a la Guardia Nacional, siendo enviado a Casablanca para probar aviones de combate en la Segunda Guerra Mundial.

Posteriormente fue asignado al 52nd Fighter Group en Corsica, volando 58 misiones antes de ser derribado por un Focke Wulf Fw190 al sur de Francia, siendo hecho prisionero. Luego de varios intentos de escape, y tras 16 meses encarcelado, finalmente logró huir de prisión, aunque con estilo: sustrajo un Fw190 con el que voló a la libertad en territorio aliado (Holanda).

En la posguerra, se le asignó en el Flight Evaluation Group de Wright Field, donde tuvo la tarea de probar en vuelo los aviones enemigos capturados, y los más recientes desarrollos para la USAF. De hecho, era el piloto alternativo para volar el avión cohete Bell X-1, que fue pilotado por su amigo Chuck Yeager, en el que rompió por vez primera la barrera del sonido el 14 de octubre de 1947: Hoover voló el avión de seguimiento Lockheed T-33.

En 1950 comenzó una asociación de 36 años con North American Aviation y Rockwell International, probando los cazas FJ-2 Fury de la US Navy, así como los F-86 Sabre y F-100 Super Sabre de la USAF; fue asimismo, la primera persona en pilotar el entrenador a hélice T-28 Trojan. Además, es el único piloto que tuvo dos periodos como presidente de la Society of Experimental Test Pilots. En su fructífera vida aeronáutica, voló más de 300 tipos distintos de aviones, tanto civiles como militares.

En 1966 fue el líder del U.S. Aerobatic Team en la competencia internacional realizada ese año en Moscú. Su fama como piloto civil la cimentó volando acrobacias aéreas y participando en las Reno Air Races en un N.A. P-51 Mustang. En uno de esos aviones obtuvo el record volando costa a costa de EEUU desde Daytona a Los Angeles en 5 horas 20 minutos. También cautivó a multitudes volando los Rockwell 500S Shrike Commander o Sabreliner realizando rutinas acrobáticas en ellos.

A continuación, el famoso video de Hoover pilotando un AeroCommander, y sirviendo té helado en pleno barrel roll (roll volado):

Hoover recibió diversos reconocimientos, tales como la Distinguished Flying Cross, Soldiers Medal, Air Medal and Purple Heart, además de ser parte del National Aviation Hall of Fame de EEUU en 1988.

Hoover donó su Shrike Commander en 2003 al museo Udvar-Hazy Center; su último show aéreo con ese avión fue el 13 de noviembre de 1999 en la Base Aérea Luke, Arizona. El video lo pueden ver a continuación, poniendo atención al momento en que detiene un motor, y luego el siguiente:

Desde este lugar del ciberespacio, homenajeamos a este caballero del aire en su vuelo final, que fue clave en la investigación de novedosas tecnologías y en acercar la aviación al gran público.


Fuente: National Aviation Hall of Fame.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.
  • Recuerdo que en los años 90 la FAA le revocó su licencia de vuelo por razones médicas, pero en Australia se la dieron y pudo seguir volando. Se fue una leyenda de la aviación del siglo XX.

    Responder |
  • Hugo Petit-Bon hace 10 meses

    Bob Hoover volará alto, dejando en la tierra el recuerdo de un piloto como no habrá otro.

    No volverá a haber un Hoover en comunión con el bello Shrike Commander

    Responder |
  • Benito Cabezas Moreno hace 10 meses

    Una pena, que este gran aviador haya emprendido su último vuelo. Conocer su historia, ver sus acrobacias y escuchar sus relatos es gratificante y se aprende mucho. Me alegra que los gringos lo homenajearan y reconocieran en vida, como debe ser con estos “viejitos” que hicieron tanto por la aviación.

    Responder |