Así fue el Ejercicio multinacional Cooperación I

POR

12 de Agosto, 2017
POR ,

Entre los días 4 y 15 de octubre de 2010 se realizó en Chile el Ejercicio Cooperación I. En él se evaluó la capacidad de respuesta de las Fuerzas Aéreas participantes ante una catástrofe natural simulada.

© Álvaro Romero

El Ejercicio Cooperación I involucró a diversas Fuerzas Aéreas de los países integrantes del SICOFAA (Sistema de Cooperación de las Fuerzas Aéreas Americanas), en un simulacro de catástrofe natural, para contribuir al fortalecimiento de la cooperación entre países, estableciendo mecanismos de apoyo solidario, participación y confianza entre los miembros del Sistema antes mencionado.

Se situó el escenario de la hipotética catástrofe, en la zona sur de Chile, específicamente en las regiones de Los Lagos y de Aisén del General Carlos Ibáñez del Campo. Precisamente ésta es una de las áreas más agrestes de Chile, geográficamente y climáticamente hablando: la cambiante meteorología –especialmente con las lluvias primaverales- plantearon no sólo desafíos a la navegación aérea, sino que también algunos problemas de aclimatación, especialmente de participantes de países tropicales.

Un comunicado ficticio emitido el 1° de octubre a la 1:45 am (local) daba cuenta de un gran sismo acaecido en esa zona. A partir de ese momento, las organizaciones participantes del Ejercicio (entre ellas, Cruz Roja chilena, radioaficionados locales) estuvieron listas para prestar el apoyo requerido a las áreas –supuestamente-afectadas.

Las operaciones se desarrollaron entre la IIª Brigada Aérea, Base Aérea Pudahuel (Santiago) y la IIIª Brigada Aérea, en El Tepual (Puerto Montt). También, se consideraron las sub-bases de los aeródromos de Quellón y Aysén. Los países participantes, además de Chile, fueron: Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Ecuador, EEUU, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.
Exactamente un año antes, entre el 5 y 9 de octubre 2009, se llevó a cabo la fase virtual de este Ejercicio, que tuvo por objeto simular la planificación de las operaciones aéreas en beneficio de los damnificados, en la Academia de Guerra Aérea de la FACh (AGA).

El material aéreo

Durante el desarrollo de Cooperación I, se realizaron tareas de transporte de carga y pasajeros, enlace, búsqueda y salvamento y evacuaciones aeromédicas, de acuerdo a las necesidades y requerimientos emanados del ejercicio. Considerando la situación de la zona tras el terremoto y posterior maremoto del 27 de febrero pasado, se efectuó un trabajo integrado con los ministerios de Salud, Educación y Obras Públicas, más la participación del Ejército, Armada y Carabineros de Chile, la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) y la Asociación de Operadores y Pilotos de Aeronaves de Chile (AOPA), entre otros organismos, para aprovechar la capacidad de transporte y asistencia médica desplegada, con operativos a asentamientos rurales en la zona de operaciones.

Hablando de las aeronaves participantes en la fase operativa de Cooperación I, la FACh puso a disposición un buen número de aparatos: los Lockheed Hercules, Boeing 737-300 y 767-300 contribuyeron a sostener el puente aéreo establecido entre Puerto Montt y la capital.

Los aviones de menor tamaño (Twin Otter, CASA 212) y helicópteros UH-1H y Black Hawk tuvieron la labor de enlazar Puerto Montt con localidades de la región, tanto transportando carga (especialmente medicamentos y útiles de primera necesidad), como personas (fueran niños que visitarían Santiago de Chile, lugareños que precisaban de movilización y miembros de equipos médicos). Los vuelos también consideraron situaciones reales de traslado de heridos a la capital regional.

Otros miembros del SICOFAA tuvieron una activa participación aérea: Brasil fue la delegación extranjera más numerosa y llegó con dos Sikorsky UH-60L Black Hawk y un Airbus Military C295, Canadá trajo un Lockheed CC-130E Hercules, Colombia un Lockheed C-130H, Estados Unidos dos C-130H Hercules y Perú un L-100-20 y un Bell 212. Los Hercules de los países arriba mencionados operaron principalmente entre Santiago y Puerto Montt y aeropuertos como Balmaceda. En el caso de helicópteros extranjeros y el C295 estuvieron basados en El Tepual y volaron a varios puntos aislados de las regiones de Los Lagos y de Aisén junto a las máquinas de la FACh.

Los demás países estuvieron presentes con personal que participó de la planificación de las operaciones. En el caso de Argentina y Ecuador, por diversas razones, no enviaron aeronaves (no aprobación del Congreso argentino para participar y la grave situación política que sufrió Ecuador en esas fechas).

La aviación civil

Como es costumbre ante una catástrofe, no solo medios aéreos militares o policiales tienen una participación destacada. Tal como sucedió tras el 27-F, la aviación civil estuvo presente en el ejercicio Cooperación I, en esta oportunidad a través de AOPA Chile (Asociación de Operadores y Pilotos de Aeronaves de Chile A.G.).

Las más de veinte aeronaves de los asociados se dieron cita el fin de semana del 9 y 10 de octubre en el aeródromo Marcel Marchant Binder de Puerto Montt, comprendiendo monomotores cuadriplazas a pistón, biturbohélices ejecutivos y helicópteros. Se crearon dos grupos, uno con aviones y otro con helicópteros, los que tuvieron bastante trabajo al ser portadores de ayuda a varias localidades.
Los clubes aéreos de la zona sur chilena también estuvieron a disposición del ejercicio. Castro, Puerto Montt, Quellón, Temuco, Valdivia participaron poniendo sus aeródromos, pilotos y aviones para ayudar a sus compatriotas.

Exposición estática aérea y terrestre

Como una forma de acercar la aeronáutica a la comunidad residente de Puerto Montt y alrededores, el 9 de octubre se efectuó una jornada de Puertas Abiertas en la Base Aérea El Tepual. Aeronaves de la FACh y de los demás países participantes fueron expuestas de manera estática en la losa del Grupo de Aviación N°5, permitiendo a los cerca de 3.000 visitantes conocer más sobre las diversas funciones SAR que efectúan los países signatarios del SICOFAA.

En cuanto a demostraciones aéreas, hubo sobrevuelos de aeronaves, así como paracaidismo en las modalidades libre y de rescate de miembros de la FACh y canadienses, desde el CC-130 de las fuerzas armadas de Canadá. La muestra contó con stands informativos de la Fuerza Aérea de Chile, entre los que se encontraban las Escuelas Matrices, Unidad Táctica de Fuerzas Especiales (UTAFE) y Servicio de Búsqueda y Salvamento Aéreo (SAR).

Gira Mil Niños del Bicentenario

En conmemoración de los 200 años de la Primera Junta de Gobierno, cerca de mil niños de 28 escuelas rurales de las regiones de Los Lagos y de Aisén, fueron invitados a conocer la ciudad de Santiago de Chile. A partir del 5 de octubre, comenzaron a llegar a dependencias de la Base Aérea El Tepual para su traslado a Santiago en los Boeings de la Fuerza Aérea de Chile; dos grupos más, lo hicieron los días 6 y 11 de ese mes.

La iniciativa fue coordinada por la Intendencia de la Región de Los Lagos, quienes obtuvieron el apoyo de la FACh para llevar los menores hacia y desde Santiago; muchos de ellos viajaban por primera vez en avión y en la capital chilena visitaron el zoológico metropolitano en el Cerro San Cristóbal, la casa de gobierno (Palacio de La Moneda) y otras atracciones, para regresar a Puerto Montt el día siguiente, en aviones FACh y el L-100 peruano.

Se debe mencionar que los beneficiados (acompañados de profesores y apoderados procedentes de distintos sectores rurales de la zona, tales como Maullín, Caleta La Arena, Salto Chico, Isla Queullín, etc) fueron considerados como damnificados para efectos del Ejercicio. Los menores de 5° a 8° año básico fueron seleccionados por el esfuerzo reflejado en su buen rendimiento académico y condición vulnerable, y fueron transportados hasta Puerto Montt en medios terrestres y marítimos de las Fuerzas Armadas y de Orden chilenas.

Conclusiones

A las 10 horas del 14 de octubre se efectuó el Mass Debriefing del Ejercicio Cooperación I, en el cual participaron integrantes de todas las delegaciones presentes en la actividad. Se pudo dar cuenta de las capacidades y falencias existentes, para mejorar las áreas más débiles. La posibilidad de trabajar con tripulaciones extranjeras fue enriquecedor, especialmente al poder contrastar diversas formas de enfrentar los problemas que se van presentando.

La experiencia obtenida y las enseñanzas alcanzadas tras el terremoto ocurrido en febrero pasado, permitieron que las Bases Aéreas Pudahuel y El Tepual implementaran una serie de mejoras, tanto en infraestructura como en coordinación de tareas. En cuanto a operaciones aéreas, éstas se desarrollaron con mayor intensidad respecto a lo planificado inicialmente.

El ejercicio llegó a su fin el 15 de octubre, fecha en la cual las tripulaciones de las fuerzas participantes iniciaron el retorno a sus respectivos lugares de origen. El día anterior se realizó una videoconferencia para evaluar preliminarmente el Ejercicio, la que se transmitió desde El Tepual a la Base Aérea Pudahuel.

En síntesis, durante los 11 días de Cooperación I, participaron más de dos mil efectivos de las distintas delegaciones, se trasladaron 5.132 pasajeros y 61 toneladas de carga con ayuda humanitaria y suministros médicos, dando cuenta de la importante capacidad de respuesta aérea que provee el SICOFAA.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.