Demostrador Airbus “BLADE” con ala de flujo laminar realizó hoy su primer vuelo

POR

26 de septiembre, 2017
POR ,

El primer prototipo del Airbus A340 (MSN1, matrícula F-WWAI)* realizó hoy su primer vuelo con la modificación alar BLADE (Breakthrough Laminar Aircraft Demonstrator in Europe). Esto, como parte del proyecto Clean Sky “Blade” auspiciado por la Unión Europea.

El A340 conocido como flightlab decoló desde el aeródromo de Tarbes en el sur de Francia, a las 11:00 (local), y tras varias pruebas (exitosas, según el fabricante), aterrizó en la base de Airbus en Toulouse Blagnac. El tiempo total de vuelo fue de 3 h y 38 min.

El proyecto BLADE tiene como objetivo evaluar la factibilidad de introducir la tecnología para la aviación comercial. Tiene como objetivo actualizar la huella ecológica de la aviación, entregándole un 50% de reducción en la fricción alar y hasta un 5% menos en las emisiones de CO2. El A340 Flight Lab es el primer avión de pruebas en el mundo en combinar un perfil alar laminar transónico con una estructura primaria interna real.

Exteriormente, el avión recibió dos secciones representativas de planos alares laminares transónicos, mientras que dentro de la cabina posee un FTI (flight-test-instrumentation, instrumentación para pruebas en vuelo), altamente complejo y especializado. Las extensas modificaciones al avión de pruebas A340-300 se realizaron durante un período de 16 meses en Tarbes, con el apoyo de numerosos socios industriales a través de Europa. El vuelo inaugural de hoy marca el puntapié inicial de la campaña en vuelo del BLADE para explorar las características del ala en el aire.

En el inicio de esta fase de pruebas en vuelo, un pequeño equipo de 10 pilotos especialmente entrenados, ingenieros de prueba e ingenieros de pruebas en vuelo se han preparado para este hito por varios meses, empleando simulador y familiarizándose con los sistemas FTI a ser instalados en este avión. En el lado de la instalación de equipos, 70 personas realizaron el montaje del FTI en la aeronave, mientras que equipos de Bremen (Alemania), y Broughton en Reino Unido, laboraron externamente en las semialas, con un team de Stade, (Alemania, lugar que ModoCharlie pudo conocer el año pasado) instaló un pod conteniendo cámaras infrarrojas en la punta del estabilizador vertical.

En las alas, hay cientos de puntos para medir la ondulación de la superficie para ayudar a los ingenieros de Airbus a establecer su influencia en el flujo laminar – lo que convierte a esta en la primera ocasión en la que Airbus usa estos métodos de prueba en un avión. Otros “números uno” son el uso de cámaras infrarrojas en el interior del pod para medir temperatura alar y el generador acústico que mide la influencia de esto en el flujo laminar. Adicionalmente, hay un sistema reflectométrico innovativo, el que mide la deformación total en tiempo real durante el vuelo.

Un objetivo clave para BLADE es la capacidad de medir las tolerancias e imperfecciones que pueden estar presentes y aún mantener el flujo laminar. Para esto, Airbus simulará cada tipo de imperfección de modo controlado, para que al final de la campaña de vuelos las tolerancias para construir un ala laminar sean totalmente conocidas. El flightlab realizará cerca de 150 horas de vuelo en los próximos meses.

(*): el avión estuvo realizando diversas pruebas en Chile, a inicios de marzo de 2012, entre Santiago y Punta Arenas.

Fuente, fotos y video, Airbus SAS.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.