Conociendo el Cirrus SF50 Vision Jet en el FBO Aerocardal

POR

13 de octubre, 2017
POR ,

Como parte de su gira demostrativa, pasó por el aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago, Chile, el décimo Cirrus SF50 Vision Jet producido (matrícula N52CV, c/n 0010). La presentación estuvo a cargo del representante en el país de Cirrus Aircraft, Aerocardal. Este monorreactor está pensado como el paso siguiente para los propietarios de monomotores de alta performance, como los Cirrus SR22 Turbo, por ejemplo.

El avión demostrador que conocimos, recién recibió su certificado de aeronavegabilidad el 25 de septiembre de este año, por lo que literalmente es “nuevo de fábrica”, y el día de su presentación a la prensa aeronáutica chilena, vino en vuelo directo desde el aeropuerto de San Fernando, Buenos Aires, Argentina. En el FBO Aerocardal, conversamos con Gabriel Maestracci, Director General para América Latina de Cirrus Aircraft. Destacó que al igual que sus hermanos a pistón, posee el famoso paracaídas balístico (Cirrus Airframe Parachute System, CAPS), montado en su nariz, además de tener la aviónica Cirrus Perspective Touch, variante del Garmin 3000 desarrollado para este avión a reacción.

Dependiendo de la configuración elegida, el Vision Jet puede operar desde pistas de poco más de 600 m de largo, necesitando algo más de 400 metros para aterrizar. Su motor es un turboventilador Williams FJ33-5A de 1800 libras de empuje (montado en una poco usual configuración, sobre el fuselaje) pudiendo llevar hasta 7 personas (piloto + 4 pasajeros y dos niños), gracias a su cabina de 1,5 metros de ancho y 1,2 de alto.

el 70%-75% de los clientes hoy en día que tienen una posesión por el (Vision) jet, son operadores de Cirrus. (…) El cliente confía en la marca, le gusta la marca, le gusta el producto y querían tener algo más sofisticado“, señaló Maestracci. Además comentó que hay una lista de espera de (aproximadamente) 600 órdenes, recordando asimismo que el 2018 entregarán el avión a pistón N°7.000 producido por ellos, llevando 13 años como el mayor productor de este tipo de aeronaves.

La certificación FAA del Vision Jet se obtuvo el 28 de octubre de 2016, y en junio de este año se certificó la línea de producción. Actualmente la cadencia de fabricación es de 1,5 aviones por semana aproximadamente, esperándose llegar a dos por semana el próximo año; en este 2017, se entregarán 35 aeronaves en total.

La gira latinoamericana permite que muchos interesados que tienen posiciones para recibir su Vision Jet, realicen vuelos de demostración para conocer el avión. El continente posee 85 pedidos aproximadamente (Brasil tiene 60, 7 en Chile, 3 Colombia, 2 Argentina, 4 en Venezuela, 7 en México). “Obviamente nuestra finalidad con la gira es tratar de volar al comprador que está ya en el período de un año antes (de la entrega), después del vuelo nos sentamos y configuramos el avión (pintura, diseño, interiores, etc) y requerimos que el cliente haga el primer depósito del 10%. 6 meses más tarde, otro 10% y el 80% restante contra entrega” indicó Maestracci.

Este avión full equipo, está en el programa JetStream Program (que cubre muchos elementos del programa de mantenimiento y seguros), llega a los US$2.5 millones de dólares, recalcándose que es un jet personal, que no posee competencia en su categoría, y no se compara con jets ejecutivos o corporativos: “es un nicho propio y bien personalizado“, sentenció Gabriel Maestracci.

Finalizando, el Vision Jet será presentado el próximo año en AeroExpo 2018 en México, y existe la posibilidad cierta, que el primer avión a ser entregado a un cliente chileno, sea exhibido en FIDAE 2018. Cirrus está confiada en el éxito del avión, ya que otros monorreactores como el Piper Jet nunca se produjo en serie, y el VisionAire Vantage desde fines de la década de 1990 está esperando por entrar en producción.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.