FeArCA conmemora el día del piloto aeroaplicador en Argentina

POR

12 de septiembre, 2018
POR ,

12 de septiembre, Día del Aeroaplicador: Mientras haya desigualdad alimentaria, no faltará un avión

Por Dr. Orlando Martínez- Presidente Honorario de Fearca

En un piloto agrícola se resume lo que ha conocido del entorno del campo y sus productos, al que ha protegido en alguna fase de su evolución vegetal y visto nacer, crecer, madurar y transformarse en alimentos que en cualquier lugar del mundo serán consumidos, para la salud y bienestar en cualquier país, raza, religión o credo.

Al piloto agrícola lo rodea e impulsa la mística de imitar al Ave, transcurrir el territorio del espacio infinito, observando la belleza que impregna sus ojos, el color, las formas y la extensión de las superficies que nuestra Pampa Productiva le permite ser cautivado.

Ser un Piloto Agrícola conlleva una formación profesional, con capacitación especial en las Buenas Prácticas Agrícolas, en las reglas y legislaciones aeronáuticas, legislaciones nacionales, provinciales y municipales comprendiendo y respetando todos los aspectos que hacen a su trabajo con responsabilidad, seriedad y ética.

La actividad de piloto agrícola tiene historia compartida con la evolución de los aviones desde la Primera Gran Guerra Mundial. Fueron pilotos de aviones y de helicópteros adaptados, los que evolucionaron y pagaron con sus vidas la defensa de los cultivos que protegían y fueron esos hombres, los “Pilotos Agrícolas” los que forjaron y marcaron la huella que hoy conocemos como la Industria de la Aviación Agrícola de expansión Internacional.

En tanto las superficies cultivadas, para disminuir la desigualdad alimentaria en el mundo sigan en crecimiento, no faltará un avión agrícola y el sentir de un piloto agrícola dispuesto a poner su pasión, conocimiento y profesionalismo para el bienestar de los habitantes de esta tierra.

En Argentina hemos adoptado conmemorar el día del Piloto Agrícola coincidiendo con el primer trabajo Agroaéreo en nuestro país de un productor Agropecuario de Rafaela que un 12 de septiembre de 1927 adaptó su avión para combatir una plaga como la de langosta que desbastaba los cultivos invernales de su zona. Merecido recuerdo a este acontecimiento en donde un productor, para defender su producción y la de la comarca, en pro de producir los cereales que alimentaría la industria incipiente de la Pampa Húmeda.

Es así que llegamos hasta hoy con la vocación de pilotear un avión agrícola para defender la producción del campo nacional que, una vez más, el gobierno de turno ha solicitado, para morigerar las necesidades de los más débiles de Nuestra Argentina, y aquí estamos desperezando madrugadas y embelesados con los últimos rayos del atardecer…

Fuente e imagen: FeArCA.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.