Nuestra visión de la Revista Naval por el Bicentenario de la Armada de Chile

POR

5 de diciembre, 2018
POR ,

El domingo 2 de diciembre de 2018, en la bahía de Valparaíso, tuvo lugar el desfile naval -y aéreo- cerrando la conmemoración por los 200 años de la creación de la Armada de Chile. Este acto, que además de ser presenciado por miles de personas en los cerros y costanera de la conurbación de Valparaíso y Viña del Mar, fue presenciado en primera fila, desde el buque de proyección estratégica LSDH Sargento Aldea de la Armada, por el presidente de la república Sebastián Piñera; el ministro de defensa nacional, Alberto Espina; el comandante en jefe de la Armada, almirante Julio Leiva y como invitada especial, la Princesa Ana de Inglaterra.

El traslado de las altas autoridades nacionales, desde y hacia el LSDH Sargento Aldea, se realizó a través de los helicópteros Airbus Helicopters AS332L Super Puma, del Escuadrón de Helicópteros de Ataque HA-1 de la Aviación Naval de Chile, lo que generó un interesante espectáculo para los presentes. Permitiendo además, ver en primera persona el actuar del personal terrestre del buque, así como el generoso tamaño de la plataforma de vuelo del mismo. En su popa, un helicóptero Dauphin permanecía en alerta ante cualquier eventualidad.

También, un Airbus Helicopters MBB BO105 del Escuadrón HU-1 de la Aviación Naval de Chile, realizó desde los cielos, las fotografías y grabaciones oficiales de este importante evento.

Pasando a hablar del desfile naval, partimos mencionando que se inició a pocos minutos de las 12:00, cuando una fila de navíos de diversos tamaños y propósitos, enfilaron desde Caleta Abarca, rumbo al sitio en el cual el Sargento Aldea y sus invitados lo presenciarían a metros de distancia. Encabezó el mismo, la fragata Type 22 FF-19 Almirante Williams:

El destructor misilístico DDG 108 Wayne E. Meyer de la Armada de Estados Unidos (US Navy)

La fragata Type 23 de la armada británica (Royal Navy) HMS Montrose, F236:

Con la primera visita de un helicóptero Leonardo AW159 Wildcat a Chile; en este caso, con la serie ZZ515.

En cuarto lugar, la corbeta lanzamisiles de la Armada del Ecuador, CM12 Manabi:

Seguido del OPV BAP Río Cañete, PM-205 Marina de Guerra del Perú (Dirección de Capitanías y Guardacostas):

A continuación, la fragata Duke Type 23 FF-07 Almirante Lynch, de la Armada de Chile,

y su gemela, la FF-06 Almirante Condell.

Posteriormente fue turno de la fragata misilística chilena FF-15 Blanco Encalada,

la FFG-11 Capitán Prat,

y la FFG-14 Almirante Latorre.

Le siguió la lancha misilera tipo SAAR IV, LM-31 Chipana,

La LM-34 Angamos,

La barcaza de desembarco LST-92 Rancagua,

el buque de investigación AGS-61 Cabo de Hornos,

el Patrullero de Zona Marítima OPV-81 Piloto Pardo,

el petrolero AO-53 Araucano,

y el también petrolero AO-52 Almirante Montt.

Destacó una de las estrellas del extranjero, en este caso el buque hospital Daishan Dao (866), conocido también como Arca de la Paz, de la Armada del Ejército Popular de Liberación de China Popular.

Que también trajo un novedoso -para esta nación- helicóptero el Changhe Z-8 serie 9516:

Otro buque norteamericano que desfiló, fue el USS Somerset (LPD-25), que homenajea a los caídos en el Vuelo 93 de United Airlines, cuyos pasajeros evitaron que fuera dirigido a el Pentágono. 25 toneladas de los restos del avión, se emplearon en su construcción:

Además, transportaba un Bell UH-1Y Venom del US Marine Corps, BuNo 168956.

La puerta del hangar del Somerset, tiene una clara alusión al Vuelo 93, y la famosa frase “Let’s Roll”:

Fue así, el turno para el buque de desembarco clase Makassar, BAP Pisco AMP-156,

Que en su cubierta de vuelo, transporta al Bell 412 serie HAL-462.

El Pisco, fue seguido de cerca por los submarinos chilenos SS-21 Simpson de la clase 209,

y el SS-22 Carrera, de la clase Scorpéne.

Y casi finalizando, fue tiempo para el paso frente a las autoridades y aquellos en la costa, de la Lancha de Servicio General Coquimbo LSG-1616,

su similar LSG-1621 Quintero,

y cerrando el paso de los navíos, la LSG-1613 San Antonio.

Finalmente, por parte de la Aviación Naval de Chile, se produjo el sobrevuelo de dos Airbus C295 Persuader del Escuadrón de Exploración Aeromarítima VP-1, dos Embraer EMB-111 Bandeirante Patrulha del Escuadrón Propósito General VC-1; sobre ellos y discretamente, sobrevoló la zona un Boeing P-8 Poseidon de la US Navy.

Cerrando la parte aérea, les correspondió el turno a los aviones de instrucción Pilatus PC-7 Turbo Trainer del Escuadrón de Instrucción VT-1, los Vulcanair P68 Observer 2 del VC-1, y dos helicópteros armados con misiles AM-39 Exocet o torpedos Mk.44 Alliant, AS332F1 Super Puma, conocidos localmente como SH-32 Cougar, del Escuadrón de Helicópteros de Ataque HA-1.

Posteriormente, las altas autoridades volvieron a tierra en los helicópteros Super Puma, y ya pasadas las 15 horas el Sargento Aldea atracaba en el molo de abrigo porteño, poniendo fin así, a esta histórica e internacional Revista Naval por el Bicentenario de la Armada de Chile.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.
  • Ricardo Burgos hace 3 días

    Muy buen e interesante reportaje. ¡Gracias!

    Responder |
  • Mario Enrique Alarcon hace 3 días

    Sería interesante conocer el costo de este extraordinario desfile y muestra del poderío naval de nuestro país. Porque sumando otros eventos de las otras ramas de la defensa nacional, considerando parada militar, 21 de mayo, deben dar una suma no despreciable…..

    Responder |
  • K kocksch hace 2 días

    Y Deberia agregar en insistir en que se aclaren tambien los conocidos desfalcos por decadas de codelco , EFE, Mop, y quien sabe que mas

    Responder |