Qantas: ¿cómo es el proceso de recepción de un nuevo avión?

POR

23 de enero, 2019
POR ,

No hay nada más especial que recoger las llaves de un auto nuevo, ¿verdad? Pero, ¿cómo funciona el proceso cuando estás recogiendo un nuevo avión? ¿Quién escribe el cheque para cubrir un precio de alrededor de $ 200 millones? Y, lo más importante, ¿cómo lo llevas a casa?

Pues bien, Qantas, aerolínea australiana, ha recibido ocho nuevos Boeing 787 Dreamliners, por lo que es una buena oportunidad para explicar el proceso de recogida de un avión.

Vigilando el montaje: existe una persona de Qantas, cuyo trabajo consiste en estar presencialmente en la sede del fabricante (Boeing o Airbus), mientras se está construyendo la aeronave. Esto con el fin de ayudar a responder posibles preguntas de última hora, especialmente, aquellas relacionadas con el diseño de la cabina, pues esto es lo único diferente para cada aerolínea.

Ensaye antes de comprar: una vez finalizado el proceso de producción, la aeronave realiza dos vuelos de prueba para asegurarse de que todo funciona como debería. El primero es un vuelo de producción llamado “B1″ (operado por Boeing) y el segundo es “C1”, se trata de un vuelo de aceptación del cliente, el cual está operado por el equipo de Qantas. Estos normalmente duran un par de horas cada uno.

Asegurándose de que hace lo que dice en la caja: los pilotos de Qantas revisarán todos los sistemas clave durante el vuelo, mientras que los ingenieros en tierra se asegurarán de que la aeronave esté funcionando de manera eficiente. Además, se revisarán todas las características de la cabina, desde las cocinas hasta la iluminación, el sistema de entretenimiento y los baños para asegurarse de que estén en perfecto estado de funcionamiento.

Vuela lejos, no hay más que pagar: cuando se trata de pagos, no hay un cheque por medio, sino que el proceso se realiza con una simple transferencia bancaria al fabricante.

Boleto para viajar: para que un nuevo avión pueda volar, se necesita la aprobación de la Civil Aviation Safety Authority (CASA), el regulador de aviación de Australia, es como el certificado de nacimiento del avión. Por tanto, cada avión tiene una placa especial que muestra la certificación del fabricante.

Trayéndolo a casa: el vuelo desde la fábrica de aeronaves (en Norteamérica o Europa) hacia Australia lo realizan los pilotos de Qantas, los cuales son enviados específicamente para recibir el avión. Estos ‘vuelos en ferry’ no tienen pasajeros. En términos de alimentación, los pilotos dependen mucho de los sándwiches, pues no hay nadie a bordo que pueda preparar comida. Las aeronaves más grandes pueden volar sin escalas al destino final, sin embargo, las más pequeñas (como los turbohélices Airbus A320 o Bombardier Dash 8) tienen que hacer varias paradas para cargar combustible de camino a casa.

¿Dónde están mis llaves? Si bien los aviones no cuentan con una llave de encendido tradicional, si se entregan con un juego de llaves. En su día, estas llaves se usaban para abrir la puerta de la cabina, pero ahora que los sistemas son electrónicos, las llaves que vienen con cada avión son puramente simbólicas.

Fuente e imágenes: Qantas.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.