Fixview presentó el FV-300: sistema aéreo de vigilancia giroestabilizado

POR

28 de junio, 2019
POR ,

El 26 de junio la empresa Fixview realizó la presentación del sistema FV-300 en un evento en Campo de Mayo en donde estuvieron presentes autoridades del Ministerio de Seguridad, Ministerio de Defensa, las Fuerzas de Seguridad, el Ejército Argentino, la Fuerza Aérea Argentina y empresas relacionadas al sector Aeronáutico.

La empresa cordobesa realizó la demostración de su nueva tecnología creada totalmente por capitales argentinos. Ésta es una torreta electro óptica giro-estabilizada multisensor, que contiene dos cámaras ópticas,  una cámara infrarroja y un telémetro laser.

La ventaja de un sistema giro-estabilizado es que compensa los movimientos y vibraciones del vehículo (puede ser tanto una aeronave como embarcaciones o vehículos terrestres) donde está montado, lo que permite mantener las cámaras estables y apuntando siempre hacia su objetivo, aunque el vehículo se vaya moviendo o girando y obtener imágenes estables aun con máximo zoom.

En el mundo, sólo un puñado de empresas producen este tipo de sistemas y hoy Fixview, es la única empresa latinoamericana que ha alcanzado esta tecnología y puede garantizarla tanto para nuestro país como para otros, para cumplir lo que se conoce como misiones ISTAR (Inteligencia, Vigilancia, Adquisición de Objetivos y Reconocimiento).

En un contexto en que se vuelve imprescindible contar con herramientas para combatir la inseguridad, las cámaras y sensores montados en aeronaves son un elemento fundamental para realizar misiones como Control del espacio aéreo, Soporte aéreo en operaciones de búsqueda y rescate (diurno y nocturno), Vigilancia de fronteras terrestres y marítimas, Asistencia en desastres naturales, Lucha contra el narcotráfico / contrabando (detección de pistas clandestinas con relevamiento de coordenadas), Relevamiento aéreo, Apoyo a fuerzas de seguridad locales, etc.

La torreta permite la detección e identificación de objetos con luz diurna a distancias de más de 20 kilómetros y más de ocho kilómetros con sensores infrarrojos, que pueden ir desde una balsa salvavidas en el mar o una actividad ilegal en zonas boscosas.

Entre las ventajas que tiene la FV-300 frente a equipos producidos en otros países se encuentran su costo inferior, el mantenimiento local, mayor facilidad y simpleza de instalación en helicópteros y un peso menor, lo que permite ser llevado en aeronaves más livianas y con menor potencia requerida para su operación.

Fuente e imágenes: FixView.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.