Conociendo el 787-9 Dreamliner de KLM en el aeropuerto Arturo Merino Benítez

POR

13 de mayo, 2019
POR ,

El lunes 6 de mayo la aerolínea holandesa KLM comenzó a volar a Buenos Aires y Santiago de Chile con los Boeing 787-9 Dreamliner, reemplazando gradualmente la operación con los Boeing 777-300. Como parte de la campaña para dar a conocer la operación del Dreamliner en Chile, la línea aérea invitó a spotters y medios especializados de aviación el viernes 10 de mayo para visitar uno de estos aviones.

En el caso de nuestra visita, nos tocó visitar el 787-9 matrícula PH-BHP (c/n 42506) llamado «Tulip/Tulp», tulipán en castellano. Todos los trece Dreamliner 9 de KLM llevan nombres de flores: “Sunflower” fue el primero, seguido por Carnation, Lavender, Bougainvillea, Dahlia, Mimosa, Jasmine, Lily, Marguerite, hibiscus, Morning Star, Tulip, y Orchid; el pedido a Boeing fue por 21 aeronaves.

Como parte de la presentación, recibimos la información respecto a diversos aspectos técnicos del Dreamliner, así como detalles de su operación entre Ámsterdam a Chile vía Argentina: desde el 6 de mayo volará lunes, miércoles y viernes. A partir del 3 de junio próximo, hasta el 25 de octubre de 2019, lo hará de lunes a sábado, y finalmente, desde el 26 de octubre al término del verano austral en marzo de 2020, efectuará vuelos diarios.

La aeronave se hallaba en la puerta C07 nuevo espigón C del aeropuerto Arturo Merino Benítez, tras su escala en Buenos Aires-Ministro Pistarini de Ezeiza cumpliendo el vuelo KLM 701, y preparándose para volver a Europa como KLM 702. Recordamos acá que su velocidad de crucero es de 907 Km/h, con una autonomía de hasta 15.400 km. El peso de despegue máximo llega hasta los 252.650 kg. (equivalente de acuerdo a la aerolínea, a 66 elefantes de 4 toneladas). En la cabina de pasajeros sus ventanas son 30% más grandes,
(47cm x 28cm) con Wi-Fi, sistema de iluminación LED adaptado a cada fase del vuelo, y mejor control del nivel de humedad y doble filtración del aire.

Respecto a lo anterior, se nos explicó que la presión del aire es mucho más baja, lo que atenúa los efectos físicos de la altitud: a
13.100 m (altitud de crucero) se siente como si estuviera a 1.830 Mt. El 10% del peso del Dreamliner es de sus dos motores, y otro detalle es que la pintura del Dreamliner puede aguantar temperaturas tan bajas como -90°C y tan altas como 50°C.

La cabina de pasajeros

Pasando a hablar de los pasajeros, los Dreamliner 9 tienen 294 asientos divididos en tres clases: la World Business Class (parte del servicio SkyPrioirty), con asiento-cama Zodiac Cirrus completamente reclinables (2.07 m), y con total acceso al pasillo, además de pantalla individual de 17 pulgadas con más de 1200 horas de programación on-demand; sumado a servicio de comidas personalizado diseñado por chefs con estrellas Michelin, sin trolleys y vajillas de porcelana, además de las casas Delft coleccionables con gin Bols, entre otros.

La Economy Comfort, disponible en vuelos intercontinentales (en Boeing 737, 777, 787 y A330) tiene mayor espacio para las piernas en sus asientos Zodiac Z300, con enchufes eléctricos y puertos USB, en una zona separada delante de la cabina Economy y con mayor reclinación, además de tener prioridad al embarque/desembarque.

La clase Economy, posee también tomas de corriente individuales, 79 cm de espacio entre asientos y reclinación de 108°, pantalla individual de 11 pulgadas y varias opciones de alimentación y líquidos.

El diseño interior estuvo a cargo de la holandesa Hella Jongerius, y sobre el WiFi a bordo, este se obtiene tras la compra de un voucher con un código de conexíón que no puede ser cancelado, y cuyo valor depende del pack elegido por el pasajero.

Tras este resumen de las características, tanto del 787-9 como de los productos ofrecidos para los clientes de KLM, fue tiempo para bajar del PH-BHP ya que -como recordamos- estaba en plena preparación para volver a Europa vía Argentina. Presenciamos el proceso de embarque diferenciado para los pasajeros prioritarios y los de Economy, ya que el vuelo KLM 702 tenía estipulado su horario de despegue a las 10:40 am -local-. Tras un entretenido desayuno en las oficinas de Air France-KLM en el aeropuerto, llegó el momento de retirarnos, mientras vimos despegar el 787-9 rumbo a EZE.

Información e infografía: KLM.

Únete a la discusión

Nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otros. Los comentarios publicados no representan necesariamente la opinión de ModoCharlie.
  • Alexis colby hace 1 mes

    Me parece bien que klm haya renovado su flota de aviones ,y que volviera con sus viajes stgo buenos aires,como antes lo hizo con los gigantes boeing 747 400 desde montevideo a stgofelicitaciones y bien por quienes utilizamos esta real linea aerea alexis colby

    Responder |